CCIAP exige a las autoridades buscar una solución a la crisis de la CSS

09/9/18 - 06:15 PM / El País

Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá.

 

Solucionar la crisis que enfrenta la Caja de Seguro Social (CSS) con la falta de medicinas, equipos e insumos solicitó la Cámara de Comercio e Industrias y Agricultura de Panamá (CCIAP) a las autoridades.


Lea también:Inauguran la Capilla Nuestra Señora de la Merced en La Joyita


Mediante un comunicado la Cámara de Comercio e Industrias indica que: La aguda crisis que atraviesa la Caja de Seguro Social, la cual permanece sin un titular en firme luego de tres administraciones fallidas, es muestra innegable de una situación cuya continuidad no puede facilitarse con meros paliativos; ni permitirse mediante la receta de trasladar el problema a las manos del próximo gobierno.


Explica  que esta situación y los diversos problemas de la salud podrían ser resueltos de manera permanente con planificación, sin embargo cuestionó que se gestionan las crisis apagando fuegos y repartiendo culpas, en vez de encarar con responsabilidad las soluciones correspondientes.

 


Crisis en la CSS

 

Este gremio empresarial, exige a los responsables actuales encaminar la salud hacia las soluciones que la reconozcan y la empoderen en los términos que consagran la Constitución y las leyes del país, y agrega que la CCIAP, sus agremiados, y el sector privado en su conjunto, buscan no ser parte del problema sino de la solución; nos hemos sentado todos en una mesa de trabajo orientada a subsanar nuestras diferencias; al tiempo, que esperan sentarse junto con las autoridades en la búsqueda de las mejores ideas y acciones en beneficios de los pacientes.



Destacan que el desconocimiento  en la entidad de sus necesidades reales, de allí una mala planificación de las compras: se adquiere muy poco de algunos rubros y mucho de otros.

 

Lea también:Taxista por poco y acaba con la vida de un oficial de tránsito en La Chorrera

 

También indica que hay demasiada tardanza en elaborar los pliegos y celebrar las licitaciones de precio único (hasta 517 días para celebrar un acto público) sabiendo del desabastecimiento.