Michel Temer
Foto/Cortesía
ETIQUETAS:
Por: Sao Paulo, Brasil/EFE
[email protected] | @DiaaDiaPa
Sábado 28 de octubre de 2017 07:00 PM
El presidente de Brasil, Michel Temer, fue sometido a una cirugía de próstata en un hospital de Sao Paulo, donde se encuentra desde la noche del viernes, y es posible que sea dado de alta el lunes, informaron hoy fuentes oficiales.
 
Los médicos realizaron un procedimiento para desobstruir un canal de la uretra a través de la resección de la próstata, de acuerdo con un comunicado difundido este sábado por la Secretaría Especial de Comunicación Social de la Presidencia de la República.
 
La intervención quirúrgica transcurrió sin ningún tipo de problema y Temer se recupera ahora en una habitación, después de haber pasado por unidad de cuidados semiintensivos del hospital Sirio Libanés, de acuerdo con las mismas fuentes.
 
El cardiólogo Roberto Kalil Filho, médico de Temer, afirmó hoy que el presidente está “clínicamente muy bien” y que es posible que sea dado de alta el próximo lunes.
 
De acuerdo con el médico Miguel Srougi, Temer ya había sido operado de la próstata hacía siete años y, en casos de cirugía previa, son comunes los sangrados.
 
“Él tenía coágulos, que sangraron. El sagrado iría a repetirse. Ahora es muy difícil que (la próstata aumente) de nuevo, muy improbable, pero no imposible. Este problema está resuelto“, sostuvo Srougi.
 
El mandatario llegó la noche del viernes al hospital con un “cuadro de retención urinaria por hiperplasia benigna de la próstata.”
 
El jefe de Estado, de 77 años, fue hospitalizado en Brasilia el pasado miércoles por una “obstrucción urinaria“, pero recibió el alta horas después tras ser sometido a una serie de exámenes en un centro médico militar de la capital.
 
Temer sufrió el “malestar” en momentos en que la Cámara baja debatía la denuncia por obstrucción a la justicia y asociación ilícita que la Fiscalía formuló en su contra.
 
Los cargos, que Temer siempre negó y que mantuvieron en vilo al Gobierno en las últimas semanas, fueron rechazados el mismo miércoles por 251 votos frente a 233 en el pleno de los diputados, que por imperativos de la Constitución brasileña debía avalar su eventual enjuiciamiento.
 
Tras conseguir la victoria en la Cámara baja, Temer aseguró que estará más concentrado en la recuperación económica del país y en su salud.
Hace unas semanas el propio Temer admitió que se le había detectado una ligera obstrucción en una arteria coronaria, pero negó que tuviera que ser sometido a un cateterismo para corregir el problema.
No dejes de leer