Por:
-
| |
Miércoles 23 de octubre de 2013 09:15 PM
/

La selección panameña sub-17 tendrá hoy (11:00 a.m.) que poner toda la carne en el asador, hacer su parte y esperar que Uzbekistán le haga el favor para aspirar a un lugar en los octavos de final del Mundial de la categoría, que se juega en los Emiratos Árabes Unidos.

Y es que el equipo que dirige Jorge Dely Valdés está obligado a vencer a Marruecos, rezar porque los uzbekos le ganen a Croacia y esperar los resultados de los otros grupos para mantener viva la ilusión de colarse a la siguiente ronda del Mundial como uno de los mejores cuatro terceros de cada grupo.

“No será fácil. Creo que dimos ventaja en el primer juego, quizás por la ansiedad, pero creo que mañana (por hoy) van a estar más sueltos y ojalá puedan mostrar su fútbol”, dijo el técnico nacional.

No dejes de leer