El defensa Guram Kashia.
ETIQUETAS:
Por: AP
[email protected] | @diaadiaPa
Miércoles 01 de noviembre de 2017 10:15 AM
Ocho personas fueron detenidas en Georgia durante una protesta de manifestantes de extrema derecha para exigir que un jugador de fútbol sea expulsado de la selección nacional por apoyar los derechos de los homosexuales. 
 
El grupo nacionalista Marcha Georgiana exigía que el defensa Guram Kashia fuera castigado por haber llevado un brazalete arcoíris a principios de este mes, mientras capitaneaba al equipo holandés Vitesse Arnhem, como parte de una iniciativa más amplia en Holanda en apoyo del "Día de Salir del Clóset" que se realiza en el país. 
 
Decenas de manifestantes se reunieron el martes pasado frente a la sede de la Federación Georgiana de Fútbol, gritando lemas contra los gays mientras lanzaban bengalas y bombas de humo. También quemaron una bandera arcoíris. 
 
La policía dijo que ocho personas fueron detenidas por resistirse a la policía y por vandalismo menor. Agregó que estaban por comparecer ante un tribunal el miércoles. 
 
No quedó claro por el momento cuántos de los arrestados eran miembros de la Marcha Georgiana, un grupo antiinmigrante y antigay que dice estar protegiendo la "pureza" de la sociedad en la nación del Cáucaso. Sus miembros también pidieron a todos los directivos de la federación de fútbol que renuncien porque esa organización había apoyado a Kashia. 
 
Kashia le dijo al canal de televisión holandés NOS que está orgulloso de apoyar la igualdad de derechos y que no tiene intención de dejar de jugar para Georgia. 
 
En las redes sociales, muchos georgianos cambiaron sus fotos de perfil en apoyo a Kashia, que también ha recibido el apoyo del presidente de Georgia.
 
No dejes de leer