El veragüense logró la primera medalla de la delegación panameña en los Juegos Panamericanos de Lima 2019.
ETIQUETAS:
Por:
Eduardo González -
[email protected] | @Edgonzalez29 |
Martes 13 de agosto de 2019 12:00 AM

 

A Alvis Almendra aún le cuesta describir o explicar la emoción que siente por haber ganado la medalla de bronce en los Juegos Panamericanos de Lima 2019, sobre todo porque su presea (en la lucha grecorromana -87 kilogramos) fue la primera para la delegación panameña en la recién culminada justa.

Almendra logró bañarse de bronce, pese a que antes de la competencia le llegó un mensaje al Whatsapp de alguien que le escribió que sería "imposible" lograrlo.

 

VER TAMBIÉN: Thurman asegura que nadie quiere ver la revancha entre Mayweather y Pacquiao

 

"(...) Es más, me escribieron directamente de que estuviera presente de que eso era imposible lograrlo con la preparación que tenía, y eso fue cuando yo más me motivé a entrenar, a demostrar que sí se podía. Creo que fue la clave... quería demostrar que no importan los comentarios, las circunstancias, que cuando uno quiere, se prepara y se cuida se bien, se obtienen los resultados. Demostré que sí se puede", contó Almendra a día a día.

"Fue un amigo el que me escribió eso, pero gracias a Dios ya hablamos y se aclaró todo", explicó.

Apoyo familiar

Otro punto de inflexión para Almendra fue el incondicional apoyo de su madre, a la que le dedicó la medalla.

"Sí, ella es la que ha vivido en carne propia todas mis lesiones , ella lo sufre, ella incluso me llegó a decir: 'Ya, Alvis, ya papa, yo quiero que tú dejes de competir porque no te están ayudando'. Yo le respondí: 'Mamá, yo lo que más quiero es lograr otra medalla en Juegos Panamericanos ganó plata en Toronto 2015 y clasificarme a unos Juegos Olímpicos. Es mi sueño'. Desde ese día ella entendió que se podía, y se convirtió en esa persona que me motiva... es un ejemplo a seguir, ella sacó adelante a mis hermanos y a mí", contó.

 

VER TAMBIÉN: Aficionados del PSG se cansan de Neymar y le cantan: '¡Hijo de pu...!'

 

"Tanto ella como mi esposa jugaron un papel muy importante. También mis hijos, que siempre me motivan a seguir", finalizó Almendra, quien se quedó con la medalla después vencer al colombiano Carlos Muñoz (2-1).

 


Alvis Almendra nunca se rindió.

31


años de edad tiene Almendra.

Es muy difícil y cansón seguir trabajando con las uñas.

Se tuvo que improvisar mucho en la preparación. Cualquier atleta con esos problemas decide abandonar todo, pero yo tenía una determinación, y valió la pena, totalmente... pero necesitamos más apoyo por parte del Gobierno.

2-1


venció a Carlos Muñoz para ganarse el bronce.

2


medallas tiene ya en Juegos Panamericanos.