El peleador irlandés confesó que uno de sus tatuajes se lo hicieron estando borracho.
ETIQUETAS:
Por:
Redacción -
[email protected] | @DiaaDiaPa |
Jueves 05 de septiembre de 2019 03:15 PM

 

Los tatuajes que tiene Conor McGregor en su cuerpo son parte de su sello personal, puesto que en ellos se puede ver parte de la personalidad del peleador inglés.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 @beatsbydre

Una publicación compartida de Conor McGregor Official (@thenotoriousmma) el

 

 

Entre los más llamativos tenemos el tigre que cubre su abdomen, con el nombre “McGregor” escrito arriba y la palabra “Notorious” escrito por debajo.

 

Al ser preguntado, por medios internacionales, por este tatuaje, McGregor respondió: “El tigre ha estado en mi mente por mucho tiempo, a veces te sientes como un animal, creo que el tigre es grande y es un animal valiente, me gusta”.

 

VER TAMBIÉN: El salvaje puñetazo que le propinó Conor McGregor a un hombre mayor

 

El tatuaje en el cuello y la espalda del luchador han causado mucha polémica.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

PUSH

Una publicación compartida de Conor McGregor Official (@thenotoriousmma) el

Su cuello cuenta con una cruz latina flanqueada por dos alas conectadas a espigas en forma de hélice bajando por su columna vertebral.

 

 

Para muchos simboliza su camino de sufrimiento dentro de su profesión. Estos tatuajes generaron descontento en aficionados que, desconociendo la inclinación religiosa de Conor, se disgustaron por fuertes declaraciones en las que el luchador exclamó: “Al carajo la política y la religión”.

 

VER TAMBIÉN: Una mujer afirma que McGregor es padre de su hija y le pide una prueba de ADN

 

Sin duda su pieza más relevante es el gorila en el pecho, que consta de 3 elementos: gorila con corona, corazón en la boca y fuego negro. Conor dijo: “Me siento como un rey gorila y por eso se come un corazón”.

 

“El tatuaje en el pecho es el dolor más fuerte que he sentido en mi vida”, expresó.

 

Otro tatuaje que se le ha podido notar a McGregor lo tiene en el talón de aquiles.

 

Al ser preguntado por este, respondió en tono jocoso: “Este fue el primero, me lo hice cuando era muy joven, un día borracho. Fue en Ayia Napa, en la isla de Chipre, me costó 20 euros. Podría significar cualquier cosa”.

No dejes de leer