El uruguayo habló sobre las excusas que utilizó para alejar al español de las salidas nocturnas.
ETIQUETAS:
Por:
Redacción -
[email protected] | @DiaaDiaPa |
Domingo 05 de enero de 2020 02:15 PM

 

El uruguayo Darío Silva fue una de las personas que vio en primera fila el ascenso del hoy legendario defensor español Sergio Ramos en el Sevilla.

 

El atacante era uno de los nombres destacados de aquel equipo y, además, una especie de tutor del jovencito que estaba dando sus primeros pasos. A tal punto cumplía ese rol, que debió ayudarlo a evitar las constantes salidas nocturnas que protagonizaban él y otros personajes de aquella plantilla.

 
VER TAMBIÉN: La petición de Marcelo y Sergio Ramos al Sech

 

“Él era joven, yo salía por la noche. Yo no quería que él empezara de esa manera. A ver la noche, a lo mejor el alcohol, a las mujeres porque las mujeres son cada vez más lindas cuando eres famoso...”, reveló en una entrevista con el programa español Los otros de Movistar, que se emitirá completa el próximo 7 de enero.

 

“Él quería pegarse a mí y yo le decía que no. Le decía: ‘No podemos salir, yo no voy salir’. ‘¿Cómo que no? Si van a salir todos’. Claro, yo tenía que llevarlo a casa”, explicó. Es que el futbolista surgido de Defensor Sporting era el conductor encargado de llevar al ahora capitán del Real Madrid, que para ese momento no tenía la licencia para tener su vehículo propio.

 
VER TAMBIÉN: Así es como Sergio Ramos ha ganado cien millones de dólares

 

“Él me controlaba, yo veía que él me controlaba a ver si yo seguía para mi casa. Yo entraba para mi casa pero claro luego en la rotonda yo giraba, esperaba un ratito... Cuando veía que las luces se encendían en la casa ya sabía que se había subido, que iba subiendo por las escaleras. Entonces yo salía en mi coche y me iba. Al otro día él me veía y me decía: ‘¡Qué peste a alcohol que tienes, se ve que saliste anoche!’. ‘Yo no, estaba en mi casa ahora, antes de salir, me tomé una copita’. Y siempre le fui haciendo trampas, trampillas”, reveló sobre las excusas que utilizó para alejarlo de las salidas nocturnas. 

 

Silva debió abandonar su carrera profesional de manera abrupta tras sufrir un violento accidente de tránsito en septiembre del 2006 que obligó a los médicos a amputarle parte de la pierna derecha. Para ese entonces, era parte del plantel del Portsmouth de Inglaterra.

No dejes de leer