El conjunto azulgrana empató 1-1 con el Alavés. Encajó un tanto con un error grosero en defensa.
ETIQUETAS:
Por:
Redacción -
[email protected] | @DiaaDiaPa |
Sábado 31 de octubre de 2020 04:45 PM

 

El Real Madrid recuperó a Eden Hazard, que resurgió con su primer gol en 2020 y abrió la victoria por 4-1 sobre el Huesca; mientras que el Barcelona, mermado por un fallo de Neto (1-1), quedó a ocho puntos de la cima.

El internacional belga volvió con un golazo. No es un tanto más. Y no es una cuestión de ejecución, estética, colocación, talento o adversario. Ni tiene que ver con su desbordante maniobra (un giro un zurdazo imparable para Andrés Fernández en el 0-1), sino con las circunstancias hasta ahora de sus más de 16 meses de blanco, marcados por las lesiones: ha sido baja 31 partidos y ha jugado 24 encuentros de los 60 de su equipo en ese tiempo.

 

VER TAMBIÉN: Mike Tyson quiere 'incapacitar' a Roy Jones en el combate benéfico

 

El 1-0 de Hazard, en el minuto 40, desató un triunfo mucho más cómodo de lo que había sido el partido hasta entonces. El resto lo hizo Benzema: logró el 2-0; asistió a Fede Valverde para el 3-0 y añadió el 4-1. Mientras el foco ya apunta al transcendental duelo de la Liga de Campeones frente al Inter, el Real Madrid lidera la Liga española, a la espera del resultado dominical de la Real Sociedad en Vigo.

Y al Barcelona lo aleja ya a ocho puntos. Cierto que con un partido más, tanto como que la desventaja ya es considerable, porque el conjunto azulgrana perdió en Getafe, fue derrotado por el Real Madrid en el clásico y nada mas empató en Vitoria, por ese orden, por mucho que su segundo tiempo de este sábado fuera para ganar.

Error



No le bastó. Primero porque concedió un gol inconcebible en un equipo de tanto nivel, con un lío de Neto con la pelota a una cesión atrás de Gerard Piqué. Entre que controló, sintió la presión encima del rival y le faltó habilidad con los pies, terminó en el 1-0 de Luis Rioja. Un fallo que se paga caro: perdió dos puntos.

Aunque el grupo de Ronald Koeman fue el indiscutible dueño del segundo tiempo, con una ofensiva que por momentos pareció un ataque de balonmano, en torno del área contraria a la búsqueda de cualquier hueco con el que poner a prueba a Fernando Pacheco, que por otro lado firmó varias paradas extraordinarias, como una a Lionel Messi.


VER TAMBIÉN: Técnico de selección de baloncesto de Panamá, complacido con la armonía

 

No le valió más que para empatar. El 1-1 lo logró en el minuto 63 Antoine Griezmann, que aprovechó un rebote para plantarse ante el portero y sortearlo con un talento que aún no ha demostrado ni en la mitad de su esplendor en el Barcelona.

No dejes de leer