El club de Arraiján marcha último en la tabla del descenso y también en la clasificación general.
ETIQUETAS:
Por:
Redacción -
[email protected] | @DiaaDiaPa |
Martes 02 de abril de 2019 12:00 AM

 

Santa Gema está llevando a cabo una temporada de pesadilla, quizás la peor que se recuerde de un club en la Liga Panameña de Fútbol (LPF).

 

El conjunto de Arraiján, agobiado por problemas administrativos, perdió el fin de semana 4-0 ante el Alianza FC, su rival directo en la batalla por el no descenso. Con seis jornadas por disputar, la distancia con respecto a los "verdolagas" es ahora de nueve unidades. Muy cuesta arriba.

 

VER TAMBIÉN: Así fue la reacción de este niño al ver llegar a Jaime Penedo

 

Para el mencionado duelo, los jugadores del Santa Gema saltaron a la cancha con una camiseta que tenía grabado el mensaje: "Queremos cobrar... tenemos familia".

Ayer, mediante un comunicado, los futbolistas de esta institución denunciaron que estaban recibiendo "cheques sin fondos".

 

VER TAMBIÉN: Residente puso a gozar a Roberto Durán, quien ahora lo invitó a comer pesca'o

 

"Hacemos un llamado de atención, ya que los administrativos del club no toman la seriedad del asunto, que no solo incumplen con los salarios pactados, sino que también incumplen con los acuerdos que llegamos para ayudarlos y entregándonos cheques sin fondo, afectándonos tanto emocional como físicamente por estos hechos", señala parte del escrito.

Actualmente, Santa Gema no solo marcha último en la tabla del descenso, sino también en la clasificación general.

Crisis

La crisis es tal que, tras cumplidas 12 jornadas, esta escuadra ha contado por derrotas todas sus salidas, con un escandaloso saldo de siete goles a favor y 32 en contra, cuando ninguno de los otros nueve equipos restantes ha encajado más de 20 anotaciones.


Los jugadores aseguran que los directivos les han entregado Cheques sin fondos e incumplido con las promesas pactadas.

7


tantos ha convertido.

32


goles ha encajado Santa Gema.

22


partidos hila sin ganar.

 

No dejes de leer