Mañana se juega el resto de la última jornada de la ronda de grupos.
ETIQUETAS:
Por:
Redacción -
[email protected] | @DiaaDiaPa |
Martes 10 de diciembre de 2019 05:15 PM

 

El Liverpool, vigente campeón, sobrevivió a su "final" frente al Salzburgo y consiguió una victoria importante (0-2) con la que logró clasificarse para los octavos de final de la Liga de Campeones, en una jornada en la que también sellaron su billete el Valencia, tras superar al Ajax 0-1, el Nápoles, el Lyon y el Dortmund.

En un partido eléctrico, ante un rival que murió con orgullo, los hombres del técnico alemán Jürgen Klopp salieron con vida del Red Bull Arena, donde el Salzburgo, por momentos, puso contra las cuerdas al Liverpool, que necesitaba una victoria o un empate para no mirar de reojo al Nápoles.


VER TAMBIÉN: El día en que Bryan De Gracia no fue tan duro como una 'roca'


En un minuto mágico, entre el 57 y el 58, el conjunto inglés acabó con todas las esperanzas del Salzburgo, que con una victoria se habría clasificado para la siguiente ronda.

Primero, el guineano Naby Keita, tras una gran jugada iniciada por un cambio de juego de Trent Alexander-Arnold, y después el egipcio Mohamed Salah, con un gran remate casi sin ángulo, sentenciaron al combativo Salzburgo, que también tuvo sus ocasiones para superar al portero brasileño Alisson.

Nápoles

Con ese resultado, el Nápoles podía hasta perder ante el Genk para ocupar la segunda plaza del grupo E. Pero, en el que podía haber sido el último partido de Carlo Ancelotti en el banquillo del club presidido por Aurelio De Laurentis, sus jugadores arrollaron a su rival para acabar con buenas sensaciones la fase de grupos.

El conjunto belga no tuvo nada que hacer frente al Nápoles. Ganó con contundencia, 4-0, con una exhibición del polaco Arkadiusz Milik, que en la primera parte marcó tres goles. El primero, tras un error del portero Maarten Vandevoort; el segundo, con un certero remate desde el punto de penalti; y, el tercero, desde los once metros para sentenciar el choque. Después, a los 75 minutos, Dries Mertens, redondeó la victoria para completar una buena noche para el Nápoles.

Valencia

En el Johan Cruyff Arena se dieron cita Ajax y Valencia para decidir parte del destino del grupo H. Ambos equipos, junto al Chelsea, se jugaban su clasificación para los octavos de final. Una victoria del equipo inglés, obligaba al Ajax a empatar como mínimo y al Valencia a ganar.

Chelsea

El Chelsea cumplió con su parte y superó al Lille con incertidumbre en los últimos quince minutos. Tammy Abraham, a placer tras una asistencia del brasileño Willian, y César Azpilicueta, de cabeza a la salida de un córner, clasificaron con sus goles en la primera parte al equipo de Frank Lampard. Loïc Rémy, a poco para el final, creó incertidumbre con su diana en Stamford Bridge. Un tanto más, eliminaba al Chelsea, que al final respiró tranquilo.

Mientras, en Amsterdam, el Valencia consiguió la gesta de eliminar a una de las sensaciones del torneo la pasada temporada. El Ajax, que rozó la final después de eliminar al Real Madrid y al Juventus, sucumbió con un tanto de Rodrigo Moreno en la primera parte. Después, en la segunda, tuvo muchas ocasiones para conseguir un empate salvador, pero Hakim Ziyech y Noa Lang fallaron las más claras. El Ajax, se quedó sin su billete para octavos y el Valencia los alcanzó siete años después.

Barcelona

En el grupo F, con el Barcelona ya clasificado, el Borussia Dortmund y el Inter se disputaron la segunda posición. El conjunto italiano tenía la papeleta más difícil. Empatado a puntos con el Dortmund, tenía que lograr el mismo resultado que el equipo alemán frente al Barcelona en su estadio.

Sin Lionel Messi y con algunos jugadores menos habituales como Carles Aleñà, el brasileño Neto, Carles Pérez, el francoguyanés Jean-Clair Todibo o el senegalés Moussa Wague, el Barcelona plantó cara al Inter perdió 1-2 y murió a la orilla de los octavos de final.


VER TAMBIÉN: El ¡atángana! llega a la GWE de la mano de Hugo Savinovich


Carles Pérez puso cuesta arriba la clasificación de los hombres de Antonio Conte, que tomó aire con el tanto al borde del descanso de Romelu Lukaku. Después, con 45 minutos de agonía, no pudo lograr el tanto salvador con el que habría sellado su billete a la siguiente fase. Lo intentó por medio de Lautaro Martínez, pero sus dos goles fueron anulados y al final, Ansu Fati, sentenció al Inter con un tanto al borde de la conclusión del choque.

Dortmund

En el otro encuentro, el Dortmund no falló en su estadio frente al Slavia de Praga, ya eliminado. Sudó para ganar 2-1, pero consiguió su objetivo. Jadon Sancho adelantó al cuadro germano, Tomas Soucek empató y Julian Brandt a falta de media hora dio la victoria a su equipo.

Lyon

Y en el grupo G, el Lyon consiguió una clasificación agónica después de empatar 2-2 en su estadio con el Leipzig, que ya estaba clasificado. Remontó dos goles de desventaja, ambos de penalti de Forsberg y de Timo Werner. HousseM Aouar, con un golazo desde el vértice del área, y Memphis Depay a ocho minutos del final, clasificaron a los franceses.

El otro aspirante, el Zénit de San Petersburgo, cayó estrepitosamente contra el Benfica (3-0) y perdió la segunda posición en favor del Lyon. En una segunda parte gris, los tantos de Emanuel Cervi, de Pizzi y de Sardar Azmoun en propia meta, eliminaron a un equipo que dependía de sí mismo.

No dejes de leer