El púgil recibió su primera paga luego de incursionar en el mundo de los "abrebocas".
ETIQUETAS:
Por:
Eduardo González -
[email protected] | @Edgonzalez29 |
Jueves 28 de marzo de 2019 12:00 AM

 

Ricardo "El Científico" Nuñez y un recuerdo entrañable de su niñez. Es el imperdible relato del boxeador panameño que comenzó a tirar golpes desde los 6 años, por 15 o 20 dólares, para hoy día poder presumir que es el número dos del mundo en su categoría superpluma, en la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

 

"El Científico" recibió su primera paga luego de incursionar en el mundo de los "abrebocas", una actividad quizás poco conocida para quienes no siguen de cerca el pugilismo.

 

"En un abreboca uno peleaba contra otro niño, y la fanaticada que veía el combate te tiraba dinero al 'ring', y lo que el árbitro recogía lo partía entre los dos boxeadores" contó el istmeño a día a día.

 

VER TAMBIÉN: La sensual Nikki Bella se retira de la WWE porque se siente 'demasiado vieja'

 

"Normalmente se recogía entre 15 a 20 dólares. De eso partía la mitad con mi madre, y ya lo otro lo cogía para comprar chécheres, golosinas... pero sí recuerdo claramente que mis primeros pagos los compartía con mi madre", continuó contando.

 

 

En la casa no debía faltar nada

Después de ocho abrebocas y 99 peleas aficionadas, Nuñez dio el salto al profesionalismo, hasta colocarse, actualmente, a las puertas de un combate titular. Sin embargo, durante el nudo de este cuento, "El Científico" tuvo que medirse ante duros desafíos en la ineludible lucha de la vida.

 

"Cuando me casé con mi esposa, y mi hija nació, tuve que trabajar en la construcción por mucho tiempo para poder darle todo a mi hija", comentó Nuñez, quien "gracias a Dios" ya ha encontrado estabilidad laboral.

 

VER TAMBIÉN: Conor McGregor tiene millones de razones para sonreír tras su retiro

 

"Hubo momentos en que no había, y bueno, como padre tenía que ir a la calle a pelarme la cara para buscar cómo resolvía... se buscaba para que no faltara la comida en la casa. Pero son cosas que pasan, son altas y bajas, pero ahora estamos en un buen momento... No tengo casa propia, vivimos en un cuarto de alquiler, pero ya compré un terreno, es un terreno grande, grande, y gracias a Dios este año estaré construyendo mi casa, mi hogar para mí y para mí familia", agregó.

 

Un papá dispuesto a apoyar a sus hijas

El púgil canalero tiene una hija de seis años y otra que viene en camino. Asegura que a su pequeña le gusta el boxeo, y afirma que no le negaría a ninguna de las dos que siguieran sus pasos en el ensogado.

 

"Siempre lo he dicho, cuando a un hijo le gusta un deporte, hay que apoyarlo, no importa el deporte que sea, después que sea algo bueno. Hay que apoyarlos al 100% como padre", señaló.

 

 

No le gustaba mucho el boxeo

En cuanto a su esposa, Nuñez confiesa que, al principio, no le gustaba mucho la idea del boxeo, mas tuvo que terminar acostumbrándose.

 

"La llevé a un evento de boxeo cuando nos conocimos, ella decía que no le gustaba eso de que se dieran golpes... pero bueno, siempre me apoya y le ha quedado gustando, qué más le queda risas", manifestó.

 

"El Científico" se medirá el próximo 30 de abril ante el colombiano Didier Castillo en la cartilla Alto Nivel.

 


"Si no Hubiese sido boxeador, hubiese estado en el fútbol... era muy bueno jugando. Estuve en categorías juveniles del San Francisco".

Comenzó a pelear a los 6 años.

25


Años de edad tiene actualmente "El Científico".

30


De abril se mide "El Científico" ante el colombiano Didier Castillo.

Al ser preguntado sobre contra cual boxeador le hubiese gustado sostener un combate hipotético, sin importar edad, peso y demás, Ricardo Nuñez no dudó para contestar: Floyd Mayweather Jr.

"En realidad me gustaría pelear contra Mayweather, porque es muy bocón.. ese man habla muchos risas".

 

No dejes de leer