El defensor de la Selección Mayor de Fútbol de Panamá manifestó que no es el mismo cuando está en su casa.
El defensor panameño Román Torres. Foto: Anayansi Gamez
El defensor panameño Román Torres. Foto: Anayansi Gamez
ETIQUETAS:
Por:
[email protected] - @26mariang |
Martes 18 de septiembre de 2018 12:00 AM

Imponente, tal cual como un león en cacería, se muestra sobre el terreno de juego al momento de defender el marco de la Selección Mayor de Fútbol de Panamá. Román "Mazinger" Torres es uno de los hombres con más carácter en la Roja, y su autoridad es acompañada por su fuerte contextura física. Sin embargo, este gladiador se convierte en un ser manso cuando está en su hogar.

 

 

VER TAMBIÉN: Luis Tejada enamoró a su esposa Mariel 'a punta de labia'

 

 

El también jugador de Seattle Sounders de la Major League Soccer MLS reveló a día a día que en su casa no es el mismo Román.

"Es el rol de trabajo que tengo que cumplir, el de imponerme, el de defender a la selección, pero en la casa es diferente. En la cancha es otro carácter y en la casa soy muy amoroso", contó.

Le gusta cantar 

De seguro pocos saben que, con su voz de trueno, suele dedicarle canciones a su familia.

"Siempre trato de darle sorpresas a mi esposa e hijos, también les canto vallenato. Tenemos una buena relación", aseveró Torres.

Pero como en la vida no todo es perfecto, el zaguero confesó que, en ocasiones, hace enojar a su esposa Yibiel Patiño.

"A ella le molesta cuando duermo en la tarde, dice que duermo mucho, y le digo que tengo que descansar. Trato de no pelear y que no haya un malentendido", dijo entre risas.

 

 

VER TAMBIÉN: Angie Malca es la dinamita de Jaime Penedo

 

 

Por último, relató cómo conoció al amor de su vida.

"Fue por un amigo que estaba con la hermana de ella Yibel. Una vez fuimos a la casa de la mamá de ella Yibel y, cuando me vio, se enamoró del negro; luego vino el piropeo, la molestadera y después se dio la cita, y la conquisté", finalizó.


Asegura ser buen padre y esposo.

El fútbol es mi trabajo, y mi familia entiende eso.

32


años de edad tiene Román.

Soy muy dedicado a mí familia, en el espacio libre que tenga, siempre busco compartir con ellos, aunque a veces es difícil.

 

No dejes de leer