"Regresaba arrastrándose a la casa a las cuatro de la mañana", contó Paris, su esposa.
ETIQUETAS:
Por:
Redacción -
[email protected] | @DiaaDiaPa |
Jueves 13 de febrero de 2020 12:00 AM

 

Paris, esposa del boxeador británico Tyson Fury, reveló a The Morning, que estuvo muy cerca de abandonarlo, al tiempo que le ocultó un importante secreto.

La pareja sentimental de Fury se sentía abrumada por los complicados problemas que afrontaba el púgil: alcoholismo, depresión, entre otros.

"Quise abandonarlo casi cada día. A diario me soltaba a llorar, me derrumbaba y pensaba: 'No puedo seguir con esto'", dijo Paris.

 

VER TAMBIÉN: La ardiente modelo cuarentona que encenderá las redes con cada triunfo del Lazio

 

"Literalmente empaqué mis cosas y subí a los niños al auto en varias ocasiones, pero al final siempre pensaba: '¿Cómo te atreves a irte?' Si realmente amas a alguien no vas a dejar se se hunda", agregó.

 

VER TAMBIÉN: ¿Lo harías tú? Alex Rodríguez y JLo invitarían a sus ex a su matrimonio

 

"Tyson Fury Bebía en exceso y después llegaba a casa, y cuando no se encontraba bebiendo, estaba en una gran depresión. En casa siempre se lo ocultamos a los niños, ellos nunca han visto el lado depresivo de su padre, siempre era yo diciéndoles: 'Papá se fue a trabajar, papá regresará en un rato, ya es hora de dormir'. Después su padre regresaba arrastrándose a la casa a las cuatro de la mañana", continuó Paris.

Aborto

Más adelante, la fémina reveló que le ha mantenido varias cosas en secreto a su pareja debido a que no quiere que su carrera se derrumbe pues ella es quien "mantiene a la familia unida". De hecho, dijo que llegó a ocultarle un aborto espontáneo, pues cuando se enteró que había perdido a su bebé Tyson estaba a punto de llevar a cabo una pelea.


Literalmente empaqué mis cosas y subí a los niños al auto en varias ocasiones.

Tyson Fury se medirá el próximo 22 de febrero al estadounidense Deontay Wilder, en un esperado segundo pleito.

Tyson Fury y sus problemas.

31


años de edad tiene Fury.

 

No dejes de leer