En la provincia de Los Santos, un total de ocho viviendas se vieron afectadas por el desbordamiento del río Tonosí, el cual salió de su cauce.
Derrumbes.
Las afectaciones dejaron pérdidas materiales en diversos sectores de la provincia. Foto: Thays Domínguez.
ETIQUETAS:
Por:
Thays Domínguez / Azuero -
[email protected] | @diaadiapa |
Miércoles 18 de noviembre de 2020 03:45 PM

 

Las fuertes lluvias causadas por el paso del huracán Iota hacia Centroamérica, dejó afectaciones en diversos puntos de las provincias de Herrera y Los Santos, desde desprendimiento de techos, derrumbes, así como reubicación de familias debido a la crecida de los ríos. 

 

Y es que la región de Azuero no escapó a las afectaciones indirectas debido al mal tiempo, por lo que el Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial (Miviot) en la provincia de Herrera evacuó a 16 familias ubicadas en las barriadas El Crisol y Divino Niño para evitar afectaciones por posible crecida del río Santa María, en el corregimiento cabecera y distrito del mismo nombre.

 

Las familias que suman 36 personas, entre los que están 21 adultos, 3 adultos mayores y 12 niños, fueron reubicadas unas nueve en casa de familiares y el resto prefirió quedarse en el lugar.

Leer también: Encuentran sin vida a desaparecido en el río Estivaná

 

Se atendieron derrumbes y otras afectaciones

También, se dio atención a una familia localizada en la comunidad de La Arenita, en el corregimiento de Las Cabras, distrito de Pesé, cuya vivienda resultó afectada por inundaciones; la familia no sufrió daños solo se mojaron sus pertenencias. 

 

En la provincia de Herrera se igual forma se atendieron dos derrumbes, uno en el sector de Cerro Largo de Ocú, que dejó incomunicadas a las comunidades de La Fragua y La Sabaneta; así como otro en Chepo de Las Minas, que afectó parte de la escuela del lugar.

 

Mientras que en la provincia de Los Santos, un total de ocho viviendas se vieron afectadas  por el desbordamiento del río Tonosí, el cual salió de su cauce.

 

Se informó que una familia en el área de Las Lajas, en el corregimiento de Villa Lourdes, vivió momentos de terror cuando la fuerte brisa desprendió parte del techo de su residencia, dejando daños materiales.

 

Los residentes en esta vivienda narraron que no se encontraban en el sitio al momento del desprendimiento del techo, lo que provocó pérdida de enseres, electrodomésticos y mobiliario.

Leer también: Demuelen viejo caserón en Casco Antiguo de Colón
No dejes de leer