Por:
Brenda Ducreux -
[email protected] | @b_ducreux |
Domingo 28 de mayo de 2017 12:00 AM

Colmados de emoción y alegría, un grupo de jóvenes panameños cargaba la Cruz Peregrina y el ícono de la Virgen Salus Populi Romani, símbolos de la Jornada Mundial de la Juventud JMJ.

Y es que las piezas simbólicas fueron trasladadas ayer desde Alcalde Díaz hacia el Seminario Mayor San José, donde se realizaba una feria familiar.

Santiago Benítez, de la arquidiócesis de Panamá, explicó que la visita de la Cruz Peregrina coincidió con la undécima versión de la feria, la cual se realiza todos los años como un encuentro con las parroquias y sus jóvenes para que conozcan el lugar donde se forman los futuros sacerdotes.

La actividad fue un momento de esparcimiento para muchos jóvenes, quienes compartieron con otros jugando deportes, como el fútbol.

Además hubo venta de comidas y de piezas religiosas, y en horas de la tarde, los más adultos aprovecharon para jugar bingo.

El diácono Agustín Córdoba recordó que la Cruz Peregrina ha recorrido países de Europa, América, Asia y África y fue la misma cruz que en 1983 estuvo cuando se inauguró la JMJ.

Referente a la feria familiar, el diácono, quien está en su último año de formación, indicó que "diferentes parroquias han venido a compartir su experiencia con Dios y su energía".

Por su parte, el padre David Cosca, de la iglesia Divina Misericordia, informó que la Cruz Peregrina de la JMJ visitará la parroquia el miércoles 14 de junio.

Ante esto, orientó que "todos los grupos debemos recibirla con alegría y decoro y participar de la eucaristía ese día". El jueves y viernes se coordinará para que visite los tres colegios aledaños a la parroquia.

No dejes de leer