El acuerdo de pena que fijó la sentencia de cuatro años de prisión también estuvo acompañado de cuatro años para la inhabilitación de funciones.
Foto ilustrativa de la imputada.
Foto ilustrativa de la imputada.
ETIQUETAS:
Por:
[email protected] - @diaadiapa |
Jueves 13 de febrero de 2020 12:30 PM

Un Juez de Garantías en la provincia de Chiriquí, avaló el acuerdo de pena de cuatro años de prisión para Ruth Olmos Váldez, de 39 años de edad, por el delito contra la Libertad Individual (sustracción de menor), en perjuicio de una infante de 15 días de nacida, quien se encontraba con su madre, una joven indígena, en un hecho registrado para agosto del año pasado, en un centro comercial en el distrito de David, en el área conocida como "calle cuarta.

El acuerdo de pena que fijó la sentencia de cuatro años de prisión también estuvo acompañado de cuatro años para la inhabilitación  de funciones públicas y la prohibición de desempeñar  labores públicas en sitios frecuentadas por menores de edad.

 

Ver más: Viceministro Paredes recorre Calidonia para buscar soluciones habitacionales 

 


La condena se da luego de que el Ministerio Público, acordará con la imputada y su defensa la cantidad de años a pagar por el delito cometido, donde la ciudadana aceptará su responsabilidad en los hechos registrados para la fecha antes mencionada.


Ruth Olmos Váldez durante la audiencia de imputación de cargos realizada el año pasado, aseguró haber culminado estudios como profesora de Geografía e Historia y le mintió a su pareja a quien le hizo creer que estaba embarazada y que la recién nacida era el producto de su embarazo. 

 

Hay que tener cuidado 


Los hechos se dieron cuando la ahora condenada abordó a la joven indígena y madre de la recién nacida el 29 de agosto del años pasado, en el hospital materno Infantil José Domingo de Obaldía,  cuando esta se  encontraba con su pequeña de 15 días de nacida a quien le darían salida, al acercarse le ofreció ayuda ya que la joven madre no mantenía documentos de identificación para sacarla; sin embargo no la aceptaron y le solicitaron que fuera un familiar quien realizaría el trámite, pero la imputada continuaba insistentemente en ayudarle, al día siguiente  llegó con la madre de la bebé y la suegra de ésta para obtener su salida, es cuando salen juntas del hospital hacia el área comercial en David, donde se ofrece a comprarle algunas cosas a la bebé, aprovecha un descuido y le sustrae la infante y la lleva a su residencia ubicada en Barrio Varital en David.


Durante la sustentación de los hechos el Ministerio Público en su momento dejó claro que fue la pareja de la imputada, Gabriel Feliciano Martínez, quien dijo a las autoridades como para la fecha del 29 de agosto que  dejó a su pareja en el hospital  Obaldía, quien tenía fecha de parto, se retira ya que esta le asegura avisarle cualquier cosa que necesitara, posteriormente el día 30 de agosto su pareja Ruth aparece en el cuarto que alquilan con una bebé,  asegurando que es producto de su embarazo;  sin embargo horas más tarde observó en redes sociales una serie de noticias sobre el rapto de una bebé  e incluso una fotografía donde es poco visible, pero distingue que la vestimenta que mantenía la raptora era muy parecida a la de su pareja. Al cuestionarla esta lo niega todo y le dice que irá al hospital a que le brindemos detalles del supuesto parto.


Cuando acude al hospital al siguiente día se percata que su pareja se había llevado la bebé de una mujer indígena   y procede a llevar  las unidades de la Dirección de Investigación Judicial a la residencia donde se encontraba la imputada junto a la bebé recién nacida e inicia el proceso de aprehensión.  

 

Ver más: Organismos de seguridad en Colón recomiendan tener cuidado en balnearios 

 

 


Una vez confirmada la sentencia la mujer deberá pagar su condena en el centro Femenino de Los Algarrobos en Dolega. 

No dejes de leer