El porcentaje en la población mundial que padece algún tipo de diabetes están aumentando drásticamente.
Es un problema serio que se debe atener a tiempo. Foto: Cortesía
Es un problema serio que se debe atener a tiempo. Foto: Cortesía
ETIQUETAS:
Sábado 27 de enero de 2018 06:00 AM
 
En la actualidad, el sobrepeso y la obesidad son principales factores de riesgo de la diabetes tipo 2.
 
De acuerdo con la Federación Internacional de Diabetes,  en el año 2015, se registró en el mundo alrededor de 415 millones de personas con diabetes. Este acelerado aumento está asociado con el envejecimiento de la población, el desarrollo económico, el sobrepeso, inactividad física y mala nutrición.
 
Estas cifras se traducen en que una de cada once personas tiene diabetes. En Panamá, según datos de la Caja del Seguro Social para el año 2016, existían 280 mil personas con algún tipo de
diabetes. Diagnosticar la diabetes a tiempo es difícil hasta que se presentan las complicaciones.
 
Algunos de los síntomas más comunes son: micción, sed frecuente, aumento de apetito, fatiga, infecciones recurrentes, hormigueo en las extremidades, visión borrosa y heridas lentas en
cicatrizar.
 
El Dr. Raul Rosenthal, cirujano bariátrico y director del Instituto Bariátrico y Metabólico de Cleveland Clinic Florida, indicó que aproximadamente la mitad de los diabéticos de tipo 2 son
obesos y la mejor opción para manejar esta enfermedad es con un tratamiento multidisciplinario. Esto incluye la ayuda de endocrinólogos, enfermeras de diabetes,
nutricionistas, así como especialistas de otras ramas.
 
Agregó que el primer paso en el tratamiento consiste en las modificaciones del estilo de vida, dieta y ejercicio, con una gran pérdida de peso. Cuando la pérdida de peso no se logra mediante estos
esfuerzos entonces se inicia la medicación. La primera línea de tratamiento son los mmedicamentos orales, la terapia con insulina generalmente se agrega más tarde, a menos que el paciente tenga muchos síntomas y los niveles de glucosa en la sangre sean débilmentecontrolados con medicación oral.
 
Por otro lado, el Dr. Rosenthal comentó sobre un reciente estudio de Cleveland Clinic el cual mostró que la combinación entre la cirugía bariátrica (procedimientos quirúrgicos para tratar la
obesidad) y la medicación son más efectivos en mejorar los niveles de azúcar en los pacientes diabéticos, que solo con medicamentos.
 
En ese sentido, Cleveland Clinic Florida ha creado el Instituto Bariátrico y Metabólico, un programa de pérdida de peso quirúrgico todo incluido que combina las habilidades clínicas y el
apoyo al paciente, brindando un tratamiento completo. “Nuestros cirujanos están altamente capacitados en cirugía bariátrica y metabólica mínimamente invasiva, utilizando pequeñas técnicas de incisión siempre que sea posible. Esto reduce el riesgo de complicaciones y generalmente da como resultado una recuperación más rápida, con menos dolor e incomodidad que una cirugía tradicional”, finalizó el especialista.
 

 

No dejes de leer