Los cuerpos de la joven madre y su hijo permanecían en el centro de la sala de velación, con fotos de sus rostros en vida.
Momento en que familiares cargaban el ataúd de las víctimas.
Momento en que familiares cargaban el ataúd de las víctimas.
ETIQUETAS:
Por:
[email protected] - @diaadiapa |
Miércoles 20 de febrero de 2019 12:45 PM

Las lágrimas corrían por los rostros de cada una de las personas que asistieron a despedir a Mirka Miranda y Abner Atencio, víctimas de la tragedia ocurrida en el sector de Fila de Cal, en Canoas Arribas, en la provincia de Chiriquí, el pasado 14 de febrero, cuando el vehículo en el que viajaban cayó por un precipicio.

 

Ver más: Presidentes de Panamá y Costa Rica se reúnen con migración en Boquete 

 


El esposo de Mirka y padre de Abner, Benedicto Atencio, oficio la ceremonia de despedida en la funeraria El Retiro en David, acompañado de hermanos de la iglesia Adventista a la cual pertenece esta familia, amigos y conocidos.

Los cuerpos de la joven madre y su hijo permanecían en el centro de la sala de velación, en cada uno de los féretros permanecía el retrato en vida de Mirka y Abner,  ante la mirada de centenares de personas,  quienes se mostraban sumergidos en el dolor.

 

La ceremonía estuvo acompañada de amigos y familiares 

 

Durante toda la ceremonia espiritual estuvo el pequeño Asbel, único sobreviviente de esta tragedia, quien permaneció sentado, pero al finalizar su padre la predicación, el niño fue llevado hasta los féretros de su madre y hermano, para que observara de cerca la foto de ambos, la cual miró fijamente, pero se mantuvo tranquilo,  posteriormente fue sacado en una silla de ruedas para ser llevado al cementerio municipal de Dolega, donde se le dio cristiana sepultura a su familia.

Se pudo conocer por parte de un familiar del pequeño sobreviviente,  que solo se le había brindado el permiso para acudir a las honras fúnebres de su madre y hermano mayor, ya que aún permanece recibiendo atención médica en el hospital José  Domingo de Obaldía, donde volvió una vez finalizado el funeral.

 

Ver más: Presidentes de Panamá y Costa Rica se reúnen con migración en Boquete 

 

Para la sicologa Deidania Sánchez, quien estuvo acompañando a la familia en las honras fúnebres,  señaló que la situación del pequeño Asbel , según converso con el padre,  tiene un anclaje emocional, lo que quiere decir que la afectividad  ha construido un banco emocional que ha sido capaz de enfrentar este duelo tan trágico.

No dejes de leer