Expertos en economía coinciden en que un nuevo confinamiento sería catastrófico para el país.
Los efectos económicos de la pandemia han sido catastróficos. (Imagen ilustrativa: Pixabay)
Los efectos económicos de la pandemia han sido catastróficos. (Imagen ilustrativa: Pixabay)
ETIQUETAS:
Por:
[email protected] - @milagrosmf18 |
Viernes 20 de noviembre de 2020 09:15 AM

 

Las autoridades de salud lo están advirtiendo: la cuarentena puede volver si la ola de rebrotes por coronavirus continúa en ascenso. De solo pensar en regresar al encierro la situación preocupa; sin embargo, parte de la población parece no comprender la magnitud de lo que esto implicaría. Y es que, apenas cuando el país empieza a reactivar su economía, todo puede dar un vuelco.

El panorama anterior ya se está viviendo en los distritos de Soná y San Francisco en la provincia de Veraguas, cuyos moradores han tenido que volver a la cuarentena los días domingo y el resto de la semana de 7:00 p.m. a 5:00 a.m., entre otras restricciones dictadas por el Ministerio de Salud (Minsa).

De hecho, no se descarta que en las festividades decembrinas haya cuarentena. Esto, según el economista Olmedo Estrada, sería catastrófico. “Las repercusiones que podría tener un nuevo confinamiento son nefastas, porque a estas alturas del 2020 se vislumbra que la economía va a registrar altos niveles de crecimiento negativo y por eso es importante que el país se mantenga en los bajos niveles de contagio para evitar un nuevo confinamiento.

Cerrar los negocios en los meses más productivos y de mayor actividad económica sería un retroceso a lo que se había avanzado, recalca Estrada. “Hay un impacto económico difícil de medir, porque estamos frente a una pandemia que no sabemos exactamente por dónde nos va a afectar y para esto tenemos que tener unas prioridades en temas de comunicación, en cómo enfrentar la crisis, con qué recursos vamos a enfrentarla y comunicarle al pueblo panameño que aún no salimos de la pandemia y que tenemos que seguir enfrentándola con protocolos de de bioseguridad importantes para el país”.

VER TAMBIÉN: Teletrabajo, ¿el futuro laboral de Panamá?

En ese sentido, Juan Carlos Arosemena, presidente de la Comisión de Entorno Macroeconómico y Finanzas Nacionales de la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresa (Apede), aduce que "de decretar el Minsa un nuevo confinamiento total en todo el territorio nacional, los efectos en la economía  y las consecuencias sociales, serían catastróficos. Acabamos de pasar por un confinamiento total de más de seis meses con efectos devastadores, no solo para la economía panameña, sino para la mundial.  Este confinamiento empezó deteriorando la oferta de productos y servicios y remató con el cierre de los distintos sectores económicos, aniquilando la demanda; efectos de los cuales aún estamos intentando recuperarnos”.

Arosemena hizo un llamado a la población a cuidarse y cuidar a los demás, sabiendo que tendremos que convivir con este virus por más tiempo.

En cuidados intensivos

“Nuestra economía y la generación de empleos se mantiene en cuidados intensivos, por lo que, responsablemente, todos debemos hacer nuestro mejor esfuerzo con las medidas de bioseguridad, reiterando que realizar un nuevo confinamiento total causaría un daño irreparable a la actividad productiva del país, ya que las empresas que han logrado reabrir con mucho esfuerzo aún no han logrado llegar a los niveles de venta y crecimiento que les permitan seguir reactivando contratos y, por lo tanto, se podrían hacer desaparecer más plazas de trabajo”, afirma Arosemena.

El representante de la Apede resalta que hay que buscar fórmulas coherentes y consensuadas, que articulen medidas de salud y económicas que permitan que permanezca funcionando el sector productivo del país; ayudando así a la recuperación de la golpeada economía, “así como mantener o aumentar la orientación efectiva a la sociedad de las medidas de prevención, que nos garanticen un manejo de casos de forma eficiente y efectiva”.

Trabajadores, los más perjudicados

Eduardo Gil, secretario general de Convergencia Sindical, también está claro en que un nuevo confinamiento significa una afectación aún más profunda para la economía, especialmente para sector de los trabajadores y trabajadoras, quienes han sido los más afectados por la pandemia. “Las empresas, paulatinamente han estado reactivando sus operaciones, una gran número de ellas ya han logrado un 100% de sus actividades; sin embargo, esta situación no se equipara con la situación de los trabajadores que apenas a un 30% se les ha reactivado sus contratos de trabajo”.

Destaca Gil que desde el inicio de la pandemia se ha apelado a la solidaridad; sin embargo “no es lo que hemos visto desde el sector de la empresa privada”.

El dirigente sindical cree que hay que incrementar las medidas de seguridad y control, pero las empresas deben asumir el compromiso de reactivación de los contratos. “Sin una efectiva reactivación de los ingresos en los trabajadores, de nada servirán los esfuerzos de reactivar la economía”.

Según cifras del Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral (Mitradel), con  la pandemia se suspendieron 284 mil contratos y de ellos 90,747 han sido reactivados, estos corresponden a 7,339 empresas que han reactivado su actividad económica.

Minsa espera no volver al confinamiento

La viceministra de Salud, Ivette Berrío sostuvo que el Gobierno Nacional no quiere tomar nuevamente medidas de restricción o cierre de las actividades económicas, pero insistió en que la población no se relaje en cuanto a las medidas de bioseguridad y que no bajen la guardia para evitar la propagación de la COVID-19.

Berrío lamenta que aún haya personas realizando fiestas y otras actividades, sin tomar en consideración el riesgo que esto representa para su salud y la de sus familiares.

ADEMÁS: Telesalud, ¿el sueño de opio de los panameños?

El último informe del Minsa reporta 1,256 nuevos casos. En aislamiento domiciliario hay 15,314 personas y 667 en hoteles. Los hospitalizados suman 871 y de ellos 719 se encuentran en sala y 152 en UCI. Panamá acumula un total de 2,922 defunciones y cada día aumenta el número. Desde el el primer caso positivo (9 de marzo) hasta la fecha se han registrado 151.089 contagios.


Ayuda social debe mantenerse

Por otro lado, el profesor Olmedo Estrada también hace referencia a la importancia de mantener la ayuda social a los más necesitados mediante el bono solidario y alimentos, para evitar que aquellas personas que no tienen contrato en estos momentos puedan recibir algún tipo de apoyo por parte del Gobierno y evitar una crisis financiera.

Asimismo, aduce que a aquellas empresas que no pueden pagar sus deudas hay que ver de qué manera se les puede apoyar mediante financiamientos de fondos solidarios. Sin olvidar a los bancos que no pueden seguir cargando con la problemática de sus clientes y tener un plan de recuperación que debe ser divulgado entre los panameños. “Todas estas medidas son necesarias para que podamos evitar un desencadenamiento que nos pueda traer como consecuencia mucho más daño a la economía”.

 

No dejes de leer