El hecho se dio el 29 de julio pasado, cuando unidades del Senafront encontraron en el vagón de un vehículo carne de tortuga y huevos amarillos.
Changuinola.
La tortuga es una especia marina protegida por las leyes panameñas. Fotos: Mayra Madrid.
ETIQUETAS:
Por:
Mayra Madrid -
[email protected] | @diaadiapa |
Sábado 01 de agosto de 2020 11:15 AM

 

Un juez de garantías en la provincia de Bocas del Toro, ordenó como medida cautelar enviar a casa a dos personas de 63 y 29 años y prohibirles la salida del distrito de Changuinola donde residen, por su presunta vinculación en el decomiso de carne y unos 200 huevos de tortuga. 

 

Durante la audiencia de control,  el Ministerio Público sustentó ante el juez de garantías que estas dos personas están presuntamente vinculados con la comercialización de carne de tortuga, una especie protegida en Panamá.

 

La fiscal adjunta Grace Corella, dijo que se realizó la aprehensión en flagrancia, por lo que solicitaba la formulación de imputación sobre la base del delito señalado, la comercialización de este producto que proviene de una especie marina protegida por las leyes panameñas.

Leer también: Establecen ‘mini hub humanitario’ en el Aeropuerto Internacional de Tocumen

 

Seis meses para investigación

Una vez escuchado los planteamientos de la representante del Ministerio Público y la defensa de los imputados, el juez de garantías decidió legalizar la aprehensión,  imputar cargos y aplicar la medida cautelar de prohibición de distrito donde presentaron su domicilio. 

 

Mientras que otorgó un plazo legal de seis meses como término para que se desarrolle la investigación.

 

El hecho se dio el 29 de julio pasado, cuando unidades del Servicio Nacional de Frontera del puesto de control en Milla 21, en Guabito proceden a inspeccionar un vehículo donde viajaban dos personas, encontrando en el vagón carne de tortuga distribuida en bolsas plásticas y unos 200  huevos amarillos de esta especie.

Leer también: Contactos de pacientes con COVID-19 se resisten al hisopado en Arraiján
No dejes de leer