No se descarta se trate de un crimen con ribetes pasionales.
Homicidio de pastor chiricano.
En la residencia del pastor se han realizado múltiples diligencias para esclarecer el hecho de sangre. Foto/Mayra Madrid
ETIQUETAS:
Por: Mayra Madrid/Redacción/Web
[email protected] | @DiaaDiaPa
Lunes 19 de marzo de 2018 04:30 PM
Múltiples interrogantes rodean a la población chiricana tras la muerte del pastor Néstor Morales en el sector de Canoas Arriba, en la provincia de Chiriquí,  próximo al sector fronterizo entre Panamá y Costa Rica, y que hasta ahora no hay captura por el crimen. 
 
Lea también:Matan a un hombre en Villa Luchín de Tocumen
 
El Ministerio Público (MP),una vez confirmó a través del examen de necropsia practicado por médicos forenses que las causas de muerte se dieron por laceración cerebral provocada por proyectil de arma de fuego en el rosto, lo que llevó a la fiscalía de Homicidios, a través del fiscal Humberto Rodríguez ha iniciar las investigaciones.  
 
Se pudo conocer que los agentes auxiliares, DIJ, Senfront, trabajan en coordinación con el MP para ubicar al homicida , quien inicialmente testigos daban a conocer que habían escuchado una explosión y posterior a esto su esposa aseguró que la computadora había explotado. 
 
Dejó en la orfandad dos menores de edad 
 
Una fuente cercana a la información manifestó que la esposa del pastor, quien en todo momento manifestó que la muerte de su esposo se debió a las quemaduras producto de la explosión  de una computadora ha sido indagada por las autoridades para conocer más sobre el homicidio  del pastor. 
 
En la residencia del pastor se han realizado múltiples diligencias para esclarecer el hecho de sangre que le costó la vida a un miembro de la iglesia evangélica en el distrito de Barú, el pasado  12 de marzo en horas de la noche.  
 
Lea también:Conductor pierde la vida tras estrellarse contra un jersey en vía Transístmica
 
El hoy occiso dejó en la orfandad dos menores de edad y no se descarta se trate de un crimen con ribetes pasionales. 
 
No dejes de leer