En Panamá se han tratado 100 personas, mientras que a nivel mundial más de 100 mil han tenido éxito bajo el método.
La azúcar es una adición que muchas personas no pueden salir. Foto: Cortesía
La azúcar es una adición que muchas personas no pueden salir. Foto: Cortesía
ETIQUETAS:
Por:
[email protected] - @b_ducreux |
Martes 26 de junio de 2018 08:00 PM

 

El consumo mundial de azúcar en los últimos 60 años se ha triplicado, y las consecuencias han sido terribles: aumento descontrolado casos de obesidad, diabetes y enfermedades cardiovasculares, indica la Organización Mundial de la Salud.

 

Ver:  Gloria Estefan será estrella invitada de serie sobre hispanos de Netflix

 

Sin embargo, esta es una de las razones por la que muchos panameños y extranjeros invierten dinero en  el método  Abrahamson para dejar el azúcar y el gluten en una sola sesión.

En Panamá se han tratado 100  personas,  mientras que a nivel mundial más de 100 mil   han tenido éxito bajo el método.

“Los pacientes llegan por referencia de otras personas que confían”, afirmó Sofía Contreras,   ‘wellness coach’ (entredadora de bienestar)  de Abrhamson.

Y es que a su juicio la salud no tiene precio, por eso  los pacientes van al programa.
 

Técnica

 

Las personas son tratadas por un terapeuta de Israel, a través de la bioenergía, es decir, que se combinó técnica de medicina alternativa, métodos holísticos, entre otros, detalla Contreras.

“Es una tratamiento para adicción  de azúcar  y el gluten (proteína que se encuentra en el trigo, cebada y centeno). Este lo que hace es quitarle las ganas de comer azúcar  y bajar la ansiedad”, orientó.

La experta agregó que la gente confía porque es un tratamiento natural, no es invasivo. “Lo que hace es desactivar los receptores que generan las necesidades de comer azúcar y gluten. Van a ir desapareciendo y no tendremos ganas de comer estos alimentos”.

 

Entérate aquí: Muere Richard Harrison 'El Viejo' de 'El precio de la historia'

 

Contreras aseguró que muchas veces se piensa que los alimentos salados no tienen azúcar, pero se equivocan. “Por ejemplo, una sopa de paquete tiene azúcar al igual que  la pasta para hacer salsa. A todo esto se le coloca azúcar para que la gente siga consumiendo, es como una droga”.

Una vez que las personas entran en el tratamiento,  en una semana van dejando el deseo de consumir azúcar, puntualizó.

Por su parte, Victorya Kohen, otra ‘wellness coach’, dijo  que también el método va acompañado de charlas donde  informan  qué es el gluten, dónde se encuentra y los síntomas.

Sostuvo que la idea es que la persona tenga  una vida sana y libre de estas adicciones para tener un organismo funcionando, destacó Kohen.

No dejes de leer