El uso de estas armas no letales en la Policía fueron por orden del director general, Omar Pinzón y el presidente de la República, Juan Carlos Varela.
Los policías de tránsito serán los primeros en comenzar a utilizar las pistolas de descarga eléctrica. Fotos: Archivo
Los policías de tránsito serán los primeros en comenzar a utilizar las pistolas de descarga eléctrica. Fotos: Archivo
ETIQUETAS:
Por:
[email protected] - @jeandiaz1331 |
Domingo 14 de enero de 2018 06:00 AM
La nueva medida que está siendo implementada por la Policía Nacional (PN), sobre el uso de las pistolas de descarga eléctrica (taser) para las unidades de la Dirección Nacional de Operaciones del Tránsito (DNOT) de la PN, ha traído opiniones encontradas.
 
Hay quienes consideran que con esta herramienta se evitará incidentes en los que algunos ciudadanos han faltado el respeto a los uniformados y hasta se han ido a los puños con ellos, irrespetando a la autoridad. Sin embargo, otros consideran que esta pistola debe ser bien utilizada por policías aptos para evitar abusos y violaciones de los derechos a la ciudadanía.
 
El jurista Víctor Martínez, reconoce que se hayan dado enfrentamientos de civiles con miembros de la PN y agentes de tránsito, pero a su parecer esto obedece a que ellos mismos han hecho que la población les pierda el respeto.
 
Respalda el uso de la tecnología avanzada, pero manifestó que se debe cumplir con la parte legal, que no se violen los derechos humanos y que las unidades que vayan a hacer uso del taser estén debidamente entrenados para que sea puesto en ejecución de manera efectiva, cuando por necesidad se requiera.
 
El subteniente de la DNOT, José Pineda, señaló que desde el pasado jueves 4 comenzaron las capacitaciones del uso de la pistola taser, dada en el departamento de Armería Central en el área Canalera.
 
“El objetivo es minimizar el uso del arma de fuego, cuando se tienen personas que se alteran por el consumo de bebidas alcohólicas o por el uso de estupefacientes o cualquier otro alucinógeno que provoque el descontrol en la persona”, manifestó.
 
¿Qué hace?
El taser tira una descarga de 50 mil voltios que no altera el sistema nervioso o el corazón y está adaptado para hacer un disparo sonoro en el cuerpo al hacer contacto con la ropa, no necesariamente debe tocar la piel, según análisis de la entidad. 
 
Al hacer contacto las dos agujas, se activa la descarga eléctrica que automáticamente neutraliza la capacidad motora y los músculos.
 
Funciona a una distancia de cinco metros, a la altura entre el cuello y el torso o se puede realizar el tiro en la parte posterior del cuerpo, en áreas carnosas como muslos o piernas.
 
Según Pineda, el taser es una arma no letal proveniente de los Estados Unidos donde se han hecho pruebas a personas con problemas cardíacos, con marcapasos y no tiene ningún efecto adicional a la inmovilización de los músculos por cinco segundos.
 
 
¿Qué se busca?
Durante los cinco segundos que el ciudadano queda inmovilizado, le da chance a la unidad policial que pueda esposarlo, llevándolo al suelo para tener el manejo de la persona que probablemente esté alterada. Los primeros en utilizarlo serán los policías de tránsito, dando inicio a los operativos de Verano Feliz, ya en las calles 30 unidades motorizados y los patrulleros nocturnos hacen uso del aparato.
 
¿Cuándo se puede usar?
Solamente el uniformado debe sacar este instrumento cuando la persona intente agredirlo, desarmarlo o pone resistencia al momento de ser esposada para ser conducida a la autoridad competente. Lo tendrá un policía en especial, al igual que el alco-sensor (guarómetro).
 
Capacidad
Se puede hacer solo dos descargas eléctricas con una misma batería que luego debe ser reemplazada, son desechables, se le debe comprar un cartucho nuevo. Tienen una codificación específica para poder adquirir los repuestos.
 
La DNOT cuenta con cerca de mil unidades en todo el país.
No dejes de leer