Protesta en Veracruz.
Protestan en Panamá Oeste. Foto/Raimundo Rivera
ETIQUETAS:
Por:
Raimundo Rivera/Redacción/Web -
[email protected] | @DiaaDiaPa |
Domingo 28 de enero de 2018 05:30 PM
Residentes del corregimiento de Veracruz, en el distrito de Arraiján,  de la provincia de Panamá Oeste, salieron a protestar en las calles este domingo 28 de enero, cansados de que se les esté construyendo establecimientos comerciales (restaurantes) en la playa sin los permisos respectivos. 
 
Unas 150 familias que residen en Veracruz constataron en una protesta la construcción de unos establecimientos comerciales violando, según los manifestantes, flagrantemente las disposiciones legales. 
 
El enardecido grupo de personas se acercaron a las orillas de la playa de Veracruz y observaban la construcción de edificaciones que en su momento permanecían con  materiales lo que indicaban lo expuesto en días pasados ante el Consejo Municipal de Arraiján donde aparentemente existía la posibilidad de ser avalados por los únicos autorizados, que son el ingeniero municipal y de su alcalde, para aprobar dichas edificaciones violando las leyes que están dentro de la constitución de Panamá y del reglamento o leyes de las construcciones. 
 
 
Eric Ayuso, vocero de la comunidad, quien llevó la palabra en la reunión del Consejo Municipal el martes pasado, reiteró que puso en conocimiento tales violaciones que originaron la protesta de este domingo y que hasta el momento se conoció que no existe un documento o recibo que deje constancia de un pago municipal y si lo hubiese esto violaba toda norma legal para su edificación que contempla dicha ley. 
 
Por su parte, Juana Castillo, residente del lugar, dijo que esto no hubiese sido posible si los interesados actuaran en horas de la noche con las autoridades competentes y que en la actualidad el juez no está en función, ya que el municipio en su totalidad no otorgó el aval para su nombramiento, por lo tanto tal responsabilidad recae en la figura del ingeniero municipal Eliécer Zúñiga y  del alcalde Pedro Sánchez Moró. 
 
No dejes de leer