De León explicó que estos árboles entre guayacanes, roble amarillo y especies ornamentales, se entregaron en dos etapas.
Foto ilustrativa de la donación de plantones.
Foto ilustrativa de la donación de plantones.
ETIQUETAS:
Por:
Redacción web -
[email protected] | @diaadiapa |
Lunes 10 de agosto de 2020 10:15 AM

Con gran entusiasmo un grupo de privados de libertad del programa de resocialización Sembrando Paz del centro penitenciario La Joyita, procedió con la entrega  de mil 200 plantones a Mi Ambiente, como parte de la contribución que hace la población en reclusión a la reforestación del país, informó Alma de León jefa del Departamento de Planificación y Proyectos del Sistema Penitenciario.

 

También puedes leer: MP realiza levantamiento de cuerpo de fallecidos tras crecida de Río Bejuco 

 


De León explicó que estos árboles entre guayacanes, roble amarillo y especies ornamentales, se entregaron en dos etapas y son un aporte significativo al país, además substancial en el proceso de resocialización de las personas privadas de libertad, pues ven el resultado de acciones positivas.


Michael Rodríguez,  ingeniero forestal de Mi Ambiente,  manifestó que la donación recibida forma parte del proyecto de Fortalecimiento de la Reforestación y los mismos se plantarán en Santiago de Veraguas, Olá en Coclé, Cerro La Cruz de Los Andes, distrito de San Miguelito y el Templo Baha'i.


Para el privado de libertad, Juan Barsallo, el fruto del trabajo de sus compañeros  en el vivero es una forma de resarcir el daño que se causó a la sociedad, aportando a Panamá con plantones nativos, pues son uno de los pocos lugares que se dedican a la germinación de especies locales.

 

También puedes leer:  Álex Medela era parte del destino de Diego De Obaldía 

 


El programa Sembrando Paz tiene como finalidad que la persona privada de libertad conviva con la naturaleza y aprende a cultivar diferentes tipos de plantones, sean frutales, maderables y ornamentales, esto a través de viveros agroforestales ubicado en la instalación del penal.

No dejes de leer