No hay dudas que el nuevo estilo de festejos privaría a algunas personas de asistir, pero ¿cómo excusarse?
El cumpleañero busca pasar un rato ameno con sus seres queridos. Foto: Pressfoto
El cumpleañero busca pasar un rato ameno con sus seres queridos. Foto: Pressfoto
ETIQUETAS:
Por:
[email protected] - @milagrosmf18 |
Viernes 29 de noviembre de 2019 04:30 PM

 

Si de festejos se trata, el panameño está a la orden del día, pues la fiesta es lo suyo, pero ahora las celebraciones parecen estar condicionadas con ciertos “detalles” que no convencen a todos.
Y es que atrás quedaron aquellos festejos en los que el cumpleañero era sorprendido con regalos a criterio del invitado. Ahora, la también denominada fiesta “de traje” se mezcla con los “parking” en restaurantes en los que el anfitrión escoge el sitio y cada invitado se paga lo que consume. A esto se le suma la “vaca” para costear el consumo del cumpleañero (a) y el regalo para “no llegar con las manos vacías”.
Solo bastó lanzar la interrogante en un grupo de Whatsapp solo de chicas para escuchar cada comentario, opinión, queja y sugerencia.  
“Si tú me estás invitando, por qué tengo yo que pagar lo mío si cuando yo lo hago en mi casa, en restaurante o en cualquier lado yo corro con todos los gastos porque quiero que tú compartas conmigo”, dice Nicole Pino, de 24 años, quien en más de una ocasión ha participado de estos eventos. “El significado de compartir ha cambiado”, afirma la joven. Pero ella rescata como excepción las reuniones informales entre amigos en las que sí ponen entre todos para picar o beber.
Pero Nicole va más allá, pues indica que antes los anfitriones entregaban las invitaciones personalmente, ahora se anuncia el lugar, diciendo que “la entrada, la botella o el menú es tanto”.
“Podrá ser mucha moda, pero jamás haré una cosa así que el resto pague… mejor no hago nada”, dijo otra chica.

Puedes leer: Las bandas independientes ya no son solo para veteranos

“Para qué vas a poner eso de efectivo, hay gente que no tiene nada, pero quiere compartir contigo y te estiman, pero cuando ven eso de muestra de cariño en efectivo dicen ya no voy a ir”, reitera Nicole.      
“Se supone que el cumpleaños es una fiesta para celebrar el nacimiento de tu hijo y lo ideal es compartirlo con las personas que realmente son tus amigos, pedir dinero es como cobrar la entrada y no estoy de acuerdo”, añade otra dama.
Pero, ¿qué dicen los expertos? Meryl Saldaña tiene vasta experiencia en la organización de eventos y recomienda que para este tipo de celebraciones primero se haga un sondeo entre las amistades para decidir el lugar de su fiesta y brindar lo más apropiado para sus invitados, pues al final lo que el cumpleañero quiere es pasar un rato ameno con sus seres queridos.
No hay dudas que el nuevo estilo de festejos privaría a algunas personas de asistir, pero ¿cómo excusarse? “Es recomendable decir la verdad de que por el factor dinero no podrá asistir para que el cumpleañero sepa con anticipación con cuántas personas en realidad contará y si hay alguna posibilidad de que cambie el lugar del evento donde sea más accesible para sus invitados”, menciona Saldaña.

Además: Guacamayas: inspirando películas y a los traficantes

Contrario a lo que muchos piensan sobre la “lluvia de sobres”, o sea, regalo en efectivo, la experta la avala, asegurando que con esta se evita ese problema de las tallas y los gustos de cada cumpleañera (o). Esto ya es lo más normal para todo tipo de celebraciones, asevera Meryl, quien también admitió que las fiestas temáticas generan gastos adicionales, ya que son personalizadas al gusto del cumpleañero y se solicita que vayan vestidos acorde con el tema o con colores específicos.
Así que ya sabes, cuando te inviten a una celebración ten en cuenta que ahora las fiestas han tomado un nuevo rumbo, que seguramente te costará algo más de dinero, pero como dijo una de las chicas “del grupito de Whatsapp”, vale la pena por pasar un rato agradable con las amistades.

 

No dejes de leer