El padre vivía en casa del obispo Ariz hacía 20 años. delfia cortez
Por:
-
| |
Jueves 31 de octubre de 2013 09:49 PM
Delfia Cortez [email protected]
  • El padre Gómez tenía vocación religiosa, amante de la naturaleza y los animales.

Las investigaciones por el homicidio del sacerdote Aníbal Gómez comienzan a despejarse con la indagatoria que hacen a la doméstica de la casa del residencial, quien supuestamente fue golpeada cuando intentaba auxiliarlo la tarde del miércoles, día que lo mataron.

Por si fuera poco, la pareja sentimental de esa trabajadora forma parte de la investigación y se busca a otras dos personas.

Mientras, el emérito Carlos María Ariz se refirió a que ese día él pudo correr la misma suerte que Gómez, pero para su fortuna salió de casa. Adujo que ellos eran “buenos amigos, nos queríamos mucho, era muy comprensivo y cuando no estaba la cocinera, él preparaba los alimentos”.

No dejes de leer