Mira con recelo a aquellos artistas que se han sumado al género sin pertenecer originalmente a él.
ETIQUETAS:
Por:
Redacción / @diaadiapa -
[email protected] | @DiaaDiaPa |
Jueves 03 de septiembre de 2020 06:00 AM

El pasado julio se estrenó en plataformas de streaming "Blanco", el nuevo disco del cantautor Ricardo Arjona que fue grabado en los míticos estudios de Abbey Road en Londres.

Lee la edición impresa

El disco, que es la primera parte de un álbum doble, contiene temas originales y una colaboración junto al español Pablo Alborán, la cual "se dio de manera natural, como tienen que ser los duetos", según dijo el propio Arjona durante un encuentro virtual.

El guatemalteco explicó que "Blanco" y "Negro" nacieron de "hacerme caso a mi mismo". Antes del proyecto, el músico estaba embarcado en un proyecto de duetos femeninos, el cual abandonó después de una curiosa noche en un bar de Londres. "Tenía que hacer algo exactamente opuesto a lo que el mundo considera como aceptable para entrar a los medios, es como 'dígame qué hay que hacer, para no hacerlo'", aseguró.

Eso lo motivó a conseguir los estudios Abbey Road, ya que quería utilizar las antiguas técnicas de grabación que hicieron famosos a The Beatles. "Hay algo que pasa ahí con el sonido que se logra en ese lugar, que hace que las cosas suenen de otra manera", dijo. Aunque, fiel a su estilo, aseguró que "eran terriblemente incómodos" y que "al principio la magia que dicen que se siente, no es".

Consiguió el sonido buscado, ese que lo desmarque de la industria acutal donde siente que "mi posición de un aburrimiento tremendo y trato de evitar eso". "La industria ha hecho que los caminos al éxito sean las mismas para todo el mundo: para el que hace reggeaton, para el que hace rock, etc, y eso hace que haya mucho tropiezos en el camino", agregó.

'No soy enemigo del reguetón'

Ricardo Arjona es uno de los pocos baladistas que no se ha involucrado en el reguetón o los ritmos urbanos. Aseguró que "no soy un enemigo del reguetón" y que mira con recelo a aquellos artistas que se han sumado al género sin pertenecer originalmente a él.

"Sí tengo algo en contra de la gente que pertenece a otro género y para sacar la cabeza hace duetos con el reguetón, eso no me gusta. La gente intenta salir a flote haciendo lo que está de moda, pero hacer lo que está de moda siempre genera una especie de 'segundón' que no cambia absolutamente nada".

"El reguetón ha sabido ocupar espacios que otros dejaron de ocupar", contó.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

No dejes de leer