Contó que cuando tenía unos 10 añitos de edad, un vecino abusó de él. Quiere crear conciencia con su historia.
Yedgar Carolina
Yedgar Carolina
ETIQUETAS:
Por:
[email protected] - @valeriestoute |
Viernes 05 de julio de 2019 06:00 AM

Quien diría que detrás del "jayombe" habría una historia desgarradora que contar. Sí, tal vez se podría hacer hasta una película con su relato, porque fue bien detallista, pero más bien él quiere crear conciencia para que las madres estén más pendientes de sus niños y sepan quiénes son los adultos que los rodean. También, que tengan cuidado en la calle porque lo que le pasó es muy triste. ¡Dios!

Lee también: Erika Ender mete otro 'home run', escribió el tema inédito de Jenni Rivera

La Yedgar Carolina destacó que siendo menor de edad le daban dinero por su compañía. "Yo era muy fiestero, tenía mis reales, iba a la disco desde que tenía 14 años, celebraba mis 15, 16 y 17 en una disco. Yo compraba mi guaro, dulce y todo lo hacía con la plata que me daba X persona", confesó.

Mira también: Cortina a favor de Mayín: 'sin garzas en el Palacio, su nombre no tiene sentido'

Según el "instagramer", con esa X persona tuvo sexo cuando él quería, cuando fue mayor de edad y cuando se vino a vivir a la ciudad. "Tuve encuentros con esa persona, besitos, abrazos y demás, siempre contaba con esa platita. Más que nada era por mi compañía, pero ya pasó.", contó.

Recordó que en una vez contó en La Mordida cuando lo violaron. "Para mí eso fue una violación", detalló. Sin embargo, esa entrevista nunca salió. ¿Y eso?

Él preguntó y le comentaron que por la política del programa no se podía tocar el tema de violación, pero él destacó que lo comentó solo por alerta, tipo prevención para los padres, pues hay niños que son afeminados y no son gays, que era su caso. "Ese era mi caso en ese tiempo, no te puedo decir que la penetración me hizo ser. Yo siempre fui muy amanerado, muy curioso, demasiado niña. A mí me gustaba ver los hombres. A los 10 u 11 años por mi mente no pasaba tener sexo con ningún hombre", siguió.

La voz se le fue cortando cuando recordó ese trago amargo, esa historia que cada vez que la cuenta queda con un nudo en la garganta y hasta llora. "Fue un vecino, pero no voy a decir dónde fue, porque creo que se sabría quién es la persona o me van a cuestionar más. Yo fui a su casa, su esposa se había ido para la tienda- estaba ahí mismo- y el man me dijo: 'bájate los pantalones'. Yo me bajé los pantalones y él me penetró. Ahí murió todo", reveló, recordando que fue cuando tenía como 10 añitos.

Yedgar dice que ahora de grande cuando toma y cuenta lo que le sucedió él llora, pues se pregunta ¿a cuántos niños le harán lo mismo?, ¿a cuántas niñas le harán lo mismo? "Hay niños que ni siquiera son afeminados, que ni siquiera tienen eso que tenía yo que me gustaba ver los hombres y todo lo demás, o sea que son niños, o que son ñañequitos y la persona piensa que por eso es gay y lo voy a penetrar. ¿Me explico?", confesó.

Destacó que la persona no lo forzó a tener relaciones sexuales, él hizo caso, porque como todo niño cuando un adulto le habla hace caso."Lo que yo hice fue hacerle caso, no lo hice porque yo quería. Sí fue una violación, porque él sabía que lo hacía yo no. Y pasó. Yo siempre voy a decir que hay que tener mucho cuidado con los niños. Me pone a pensar también, porque él tiene un hijo y se ve demasiado afeminado...", dijo.

Para él es muy difícil, pues todas las personas no tienen esa capacidad para decir: "ya pasó", pues hay muchos niños que eso les queda marcado para siempre y llega el momento, aunque quieras ser fuerte, que te afliges por eso.

 

Fue un cuarentón

La persona que lo violó podía tener en ese tiempo unos 40 años, recordó, al igual que destacó que siempre ha sentido ese acercamiento a las personas que son mucho mayor que él, a pesar de que tuvo ese trago amargo.

 

No dejes de leer