Nadia despertó con falta de aire y tos seca, ya no aguantó decidió llamar al 169. Ahí empezó todo...
ETIQUETAS:
Por:
[email protected] - @valeriestoute |
Sábado 02 de mayo de 2020 12:00 AM

Nadia Mabel Villaláz, reina de Calle Abajo de Las Tablas de 2009, pasó el susto de su vida porque pensó que tenía COVID-19, pero fue vivió odisea para intentar realizarse la prueba con el Seguro Social. Tuvo que recurrir a una clínica privada.

Lee la edición impresa

"Empecé a sentirme débil y con fatiga, me tomé unas pastillas y le dije a mi esposo que dormiría en la sala y con mascarilla para no tener contacto con él y mis hijos, ya que no me estaban gustando esos síntomas", explicó.

Nadia despertó con falta de aire y tos seca, ya no aguantó decidió llamar al 169. "Nos contesto una operadora indicándonos que me llamaría un médico. Pasaron 15 minutos y ya yo me estaba alistando para ir a Pacífica Salud porque sentía que no me atenderían rápido y desesperada necesitaba saber si tenía COVID-19 o no", dijo.

El médico la llamó y le preguntó los síntomas y le dijo que debía ir a la policlínica de San Francisco, pero ella le dijo que iría a otro lado, pero él le insistió. "Llegué como a las 6:30 a.m. y me dicen que abren a las 7:00 a.m., que haga la fila, hago la fila y cuando abren a las 7:05 a.m. me recibe una señora que toma temperatura y demás. Cuando le digo que voy por el 169 me dice hágase para allá que puede contaminar aquí y yo con mascarilla y una botella de alcohol en la mano", explicó.

Mabel se sienta y sale otra señora de una cabina "express" y le pregunta que si estaba esperando receta, ella le dice que no y le vuelve a explicar, le dijeron: "'ay no, quítese de ahí que va a contaminar esto. Váyase allá donde están esas personas'. Tienen una mesa larga, 3 personas sentadas con una cinta amarilla a unos 2 metros. Yo gritaba mis datos para que me escucharan, me dan un papel y me dicen váyase a urgencias. Camino poco a poco hasta allá porque me agitaba, llego, me piden en recepción mi cédula y la señora me dice usted no es asegurada, le digo cómo que no si tengo 10 años trabajando, renuncié, pero yo tengo 5 años pagando doble seguro, ya que yo declaro renta como independiente. Me dice 'bueno, traiga su ficha, le digo joven ¿quién con síntomas y desesperada se pone a buscar ficha digital?'".

Y ella siguió, el cuento está de muerte lenta. Explicó que empezó a llorar porque le insistían que no la podían atender, así que llamó a su esposo y le dijo que se fuera a una clínica privada. "¡Con la salud no se juega!, así que salí a todo llanto. No tengo palabras para agradecerles a todas las personas que me atendieron, son unos ángeles. Y me dijeron que en máximo de 24 horas tenía mi resultado, algo que pregunté en el Seguro Social y me habían dicho que ellos demoraban 3 días", contó la exreina.

La tableña está más tranquila porque le salió negativo, pero es asmática, algo que era posible que tenía, pero como mamá y esposa necesita estar segura de que fuera solo asma. "A la final llegué a mi casa e imprimí mi ficha digital con ganas de ir y entregárselas a todas las que me trataron como un pupú, pero bueno, esto lo hago porque no he dejado de pensar en las personas que no pueden ir a una clínica, ¿será por eso que no bajan las cifras? Rechazan a las personas enfermas?, no las atienden? Otra persona se va a su casa y sigue contagiando sin saber que tiene porque simplemente no tiene un seguro o no tiene un centro de salud cerca, o se cansa de que lo tengan como pelota de ping pong", finalizó.


La exreina tableña tuvo que recurrir a una clínica privada para hacerse la prueba rápido, pues estaba con sus hijos y esposo. El seguro Social le dio vueltas.

La llamaron a las 7:30 p.m. del Minsa para programar cita para prueba. 'Yo le dije que ya tengo hasta resultado'.
No dejes de leer