Foto ilustrativa
ETIQUETAS:
Por:
Redacción web -
[email protected] | @diaadiapa |
Martes 14 de noviembre de 2017 08:00 PM
Su nombre es Kirill Tereshin, tiene 21 años, es ruso, y solo en dos semanas sus imágenes han propagado por Instagram por la aberración de sus brazos y por el mal ejemplo que representa.
 
Tereshin se abrió su cuenta de Instagram hace menos de un mes después de abandonar el ejército ruso y apareció con unos brazos de 60 centímetros de contorno. ¿Su secreto? No es como el de 'Popeye' como le apodan, sino inyectarse un aceite llamado synthol que ya ha generado una gran polémica en los últimos años en el mundo del fisioculturismo.
 
El synthol es una sustancia compuesta por aceite y alcohol que ha generado grandes problemas. Su uso no incrementa el crecimiento de los brazos después de un ejercicio muscular, sino que simplemente los infla artificialmente, y completamente deforme. Lo peor, que no está calificado como dopaje.
 
En una entrevista con el diario británico The Sun, Tereshin ha dicho que la primera vez que se inyectó esta sustancia tuvo una fuerte fiebre, pero que lo seguirá haciendo.
 
Por desgracia en este tipo de casos no se sabe si sus imágenes es mejor que se compartan como muestra de mal ejemplo o si por el contrario su difusión puede ser perjudicial. Por el momento parece que se suma más la primera opción, con multitud de cuentas de fitness denunciando el uso que hace este joven de este aceite, que podría ocasionarle daños en los nervios y otras complicaciones.
 
Con información de as.com. 

Una publicación compartida de k1rya26rus (@s_1_a_c_k_3_r) el

No dejes de leer