La exmiss Bikini asegura que ella puede tener los pies sucios, pero tiene el alma tranquila y es feliz.
ETIQUETAS:
Por:
[email protected] - @valeriestoute |
Martes 12 de enero de 2021 12:00 AM

Liz Baila no se deja nunca, nunca. En redes sociales corrió como pólvora una fotografía de ella- bien sexy y eso- que fue sacada de su OnlyFans. ¡Ajá! Ella es sexy y tiene manso cuerpo, pero la gente le metió mente a sus pies. ¿Qué tenía? En la fotografía se puede observar que sus pies estaban sucios y le empezaron a dar "palo" parejo en redes.

Lee la edición impresa

Pero... ella no se dejó jamás, porque la gente la ama. "Tú me ves así bonita y todo pero me encanta andar descalza y con los pies sucios. PD: Tú 'tas creído que te iba llorar, nah'", escribió en un "post" con una foto de ella.

Y es que toda esa reventadera que se formó en el "post" de día a día ella la vaciló. Comentarios a montones caían en su "post": "vacílala, esa es la que es", "esa es la actitud", "frikin mami", "bella esa mujer", "'tas rica igual", "eres la diosa de mis. Sueños...... Me.... Más hermosa con los pies sucios..... Eres totalmente hermosa.. Beby", "no importa, te queremos así", entre otros comentarios. ¡Mira tú!

Alejandro Castroverde, el ex Calle 7, también le comentó: "Tus pies sucios es otro nivel, no van a entender". Ella le contestó: "Y tampoco se lo vamos a explicar". ¡Opaaaa, ya saben!

Liz siguió interactuando con sus seguidores y amigos que le seguían comentando, diciendo que a ella sí le gusta andar descalza.

La exmiss Bikini asegura que ella puede tener los pies sucios, pero tiene el alma tranquila y es feliz.

Durmió en el baño

Hace unos días ella publicó que tuvo un problema en el aeropuerto de Cartagena, Colombia, porque su pasaporte estaba en malas condiciones.

Pero eso no fue todo, contó que tuvo que dormir en el baño del aeropuerto. Ella misma subió el video y las fotografías de su habitación improvisada a sus redes sociales.



Liz Baila es bailarina. Es una de las pocas famosas del patio que tienen cuenta de OnlyFans. ¡Hum!

No dejes de leer