El chorro de Santa Clara es uno de sus mayores patrimonios.

Por:
Jesús Simmons -
| |
Sábado 30 de junio de 2012 08:59 PM
Un paraíso. Ubicado a solo 45 minutos de la ciudad capital se encuentra el corregimiento de Santa Clara, Arraiján, un lugar tan hermoso que enamora a los visitantes que llegan al pueblo.

Sus pobladores se sienten orgullosos y no dudan en manifestar que Santa Clara es el corregimiento más limpio y bonito de todo el distrito de Arraiján.

Tres mil personas viven en este paraíso, fundado el 11 de agosto de 1962 como corregimiento, sin embargo antes de esta fecha ya existía Santa Clara, solo que eran un regimiento de Nuevo Emperador.

Luis Toribio, representante de Santa Clara, explicó que uno de los mayores logros que ha conseguido la comunidad es que no se construyan barriadas allí. Esto se debe a que Santa Clara está pegada a las riberas del Canal de Panamá, de allí que sea una de sus subcuencas.

Y es que en esta comunidad nacen los ríos Paja y Baila Mono, que son afluentes del Canal. Este es el mayor orgullo de las autoridades y de los moradores de esta comunidad en donde predominan las áreas boscosas.

Otra de las maravillas con las que cuenta este lugar es una hermosa cascada con varias caídas de agua. Allá se escucha el rugido de sus aguas cristalinas y la algarabía de cientos de personas que la visitan todos los fines de semana.

Pero esta maravilla de la naturaleza está en peligro, porque el río que alimenta la cascada de Santa Clara nace en el corregimiento de Nuevo Emperador, donde se están dando grandes devastaciones de árboles para la construcción de urbanizaciones.

Toribio expresó que le preocupa esta situación, porque las autoridades de los corregimientos vecinos no se están preocupando por cuidar la riqueza ambiental que hay en estas comunidades del distrito de Arraiján.

Aseguró que mientras sea el representante luchará para que ni una sola urbanización se construya en Santa Clara y acaben con los árboles, a los que considera su mayor tesoro.

Problemas

Al ser una población tan apartada tiene sus problemas, más que todo con la falta de transporte, ya que solo cuentan con 22 buses que viajan hacia el centro de la ciudad.

Este tema es una bomba de tiempo, dijo Toribio, ya que por ser Santa Clara y Huile las últimas comunidades, los buses se llenan con las personas que están en las barriadas de Nuevo Emperador.

Esto hace que los moradores de Santa Clara no puedan abordar el bus, porque ya vienen llenos, por lo tanto pasan horas tratando de conseguir un transporte que los lleve a sus hogares. Ante esta necesidad, las autoridades han solicitado a la Autoridad del Tránsito y Transporte Terrestre (ATTT) la posibilidad de la creación de una ruta interna de buses, pero no les han dado respuesta.

El agua es otro tema que preocupa a la comunidad, pues hay tantas barriadas establecidas y muchos proyectos en construcción que en un futuro podrían acaparar el vital líquido.

El otro mal que de verdad tiene preocupados a los residentes son los constantes apagones y fluctuaciones de la energía eléctrica. Según el representante, se dan apagones todos los días y eso podría dañar los aparatos eléctricos de los moradores.

Aunque parezca increíble no tienen servicio de telefonía residencial, de allí que solo puedan comunicarse por medio de celulares. Ante esta situación el concejal explicó que hace años se realizaron los estudios para llevar los teléfonos a la comunidad, pero por ser tan costoso no le pareció rentable a las empresas telefónicas.

Esta carencia no les roba la calma a los moradores, pues se sienten felices de vivir en un lugar en donde estas cosas no tienen mayor importancia.

No dejes de leer