El sexólogo Zhang Beichuan descubrió que una “parte importante” de los usuarios de Blued eran menores de edad.
Redes Sociales.
Blued, lanzada en 2012, es una de las redes sociales de citas para homosexuales más grandes del mundo, con 40 millones de usuarios. Foto/Agencias
ETIQUETAS:
Por:
Pekín, China/EFE -
[email protected] | @diaadiapa |
Domingo 06 de enero de 2019 06:45 PM

La aplicación de citas para homosexuales número uno en China, Blued, anunció hoy que suspende los nuevos registros durante una semana para llevar a cabo una investigación interna que esclarezca si menores resultaron contagiados con el VIH tras usar la red, informa el diario oficial China Daily.

Lea también: Padre e hijos perdieron la vida al intentar robar en un BAC en Costa Rica


La polémica llega tras informaciones publicadas por el portal de noticias económicas Caixin, que afirmaba que había menores de edad que habían conseguido saltarse el control de registro de Blued -que no permite unirse a la red social si no se tiene al menos 18 años- y habían acabado contrayendo el VIH tras quedar con parejas sexuales a través de la aplicación.


Esa afirmación se realizó en base a un estudio del sexólogo Zhang Beichuan, que descubrió que una “parte importante” de los usuarios de Blued eran menores de edad, por lo que puso en duda el control de registro de la aplicación.

 

La App fue lanzada en 2012


Así pues, los responsables de la red social afirmaron hoy que integrarán “tecnología, algoritmos, inteligencia artificial y supervisión de contenidos” para detectar a los usuarios que se hagan pasar por adultos y también cualquier tipo de contenido en el que aparezcan menores.


Asimismo, agregará vínculos fijos y visibles a portales de lucha contra el VIH y a consejos para no contraerlo en las páginas de información personal.

Lea también: Trump amenaza con declarar una emergencia nacional para financiar el muro


Blued, lanzada en 2012, es una de las redes sociales de citas para homosexuales más grandes del mundo, con 40 millones de usuarios.

No dejes de leer