Alberto Fujimori.
Fujimori muestra interés en saber cuáles son las bajas que se producen en el Ejecutivo a partir del beneficio que le concedieron. Foto/EFE
ETIQUETAS:
Por:
Lima, Perú/EFE -
[email protected] | @DiaaDiaPa |
Martes 02 de enero de 2018 02:45 PM
La congresista fujimorista Karla Schaefer afirmó que el exgobernante peruano Alberto Fujimori (1990-2000) está “preocupado” por la crisis política que afronta el presidente Pedro Pablo Kuczynski tras haberlo indultado el pasado 24 de diciembre.
 
“Está preocupado por el señor Kuczynski, quiere saber cuántas personas están renunciando, ya que todo esto le genera un sentimiento de culpa“, señaló Schaefer en declaraciones publicadas hoy por el diario Perú21.
 
Después del indulto concedido a Fujimori en Nochebuena por Kuczynski, sustentado en razones humanitarias, las renuncias de funcionarios y altos cargos se han sucedido, encabezadas por la del ministro de Cultura, Salvador Del Solar.
 
Además, han dimitido el viceministro de Seguridad Pública del Ministerio del Interior, Ricardo Valdés, tres congresistas del partido Peruanos Por el Kambio (PPK), el director general de Derechos Humanos del Ministerio de Justicia y funcionarios vinculados con la defensa de los derechos humanos y programas sociales, entre otros cargos.
 
El sustento del indulto fue una supuesta enfermedad grave, degenerativa e incurable que se agudiza dentro de prisión, pero gran parte de la opinión pública considera que se trató de un acuerdo político para que Kuczynski siguiera gobernando a cambio de la libertad de Fujimori, según reveló el fin de semana una encuesta.
 
El indulto fue concedido solo tres días después de que Kuczynski se salvara de ser destituido por el Congreso gracias a la abstención de un pequeño sector del fujimorismo que lidera Kenji Fujimori, hijo menor del expresidente, quien había pedido al actual gobernante que indultase a su padre.
 
En las declaraciones publicadas hoy, la legisladora Schaefer precisó que se enteró de la preocupación de Fujimori cuando lo visitó en la clínica de Lima donde el exmandatario permanece internado desde hace una semana y media por problemas cardíacos y estomacales.
 
Agregó que Fujimori muestra interés en saber cuáles son las bajas que se producen en el Ejecutivo a partir del beneficio que le concedieron.
 
“Le he dicho que se olvide (del tema) porque no me parece correcto que una persona que está enferma esté pendiente de todo esto“, manifestó.
 
Schaefer también dijo que Fujimori sabe que se han realizado manifestaciones de protesta contra su indulto y considero que esto afecta su salud.
 
“Él siente que hay manifestaciones afuera y eso no le hace bien. Por eso no está siendo dado de alta, y es una pena porque debería estar gozando a sus nietos“, remarcó.
 
Durante su permanencia en la clínica, Fujimori es visitado por sus hijos, principalmente por el congresista Kenji Fujimori y por la líder del partido opositor Fuerza Popular, Keiko Fujimori.
 
Su médico de cabecera, Alejandro Aguinaga, declaró hoy a periodistas que la salud del exgobernante muestra una “respuesta positiva“, pero aún tiene “algunos períodos de inestabilidad muy cortos“, por lo que debe seguir en tratamiento.
 
Aguinaga agregó que aún no se tiene fecha exacta para el alta médica, ya que Fujimori continúa en cuidados intermedios y con visitas restringidas.
 
“Vamos a esperar estas próximas 24 horas, que se va a hacer una nueva evaluación, para poder fijar (la fecha de salida)“, acotó.
 
Fujimori fue condenado en 2009 a 25 años de prisión como autor mediato (con dominio del hecho) de las matanzas de Barrios Altos (1991) y La Cantuta (1992), ejecutadas por el grupo militar encubierto Colina, además de por los secuestros de un periodista y un empresarios tras su “autogolpe” de Estado de 1992.
No dejes de leer