El especialista señaló que este problema se detecta en la niñez, cuando los padres notan que los niños tienen una talla menor.
Foto ilustrativa del cerebro humano.
Foto ilustrativa del cerebro humano.
ETIQUETAS:
Por:
México/EFE -
[email protected] | @diaadiapa |
Sábado 25 de agosto de 2018 07:00 PM

La hormona del crecimiento es importante para la salud en general, no solo para incrementar la talla de una persona, por lo que es fundamental tratar su déficit de manera temprana para evitar complicaciones metabólicas en la edad adulta, dijo a Efe el endocrinólogo pediatra Juan Pablo Llano.


"La hormona de crecimiento es importante para toda la vida, en la niñez para crecer, pero si no funciona bien da riesgo de enfermedades en edad adulta como obesidad, diabetes, hipertensión y colesterol alto", señaló en entrevista el especialista.


Llano explicó que la hormona de crecimiento es una proteína producida por la glándula hipófisis durante toda la vida de una persona.

 
Ver más: Tratamientos hormonales prolongados aumentan riesgo de demencia en mujeres 

 


"En la edad adulta, por ejemplo, ya no nos ayuda a crecer, pero en realidad lo que hace es regular el metabolismo, que el organismo no gane tanta grasa, que se pueda mantener la musculatura, que el azúcar tenga balance, de ahí su importancia", resaltó.


El especialista señaló que este problema se detecta en la niñez, cuando los padres notan que los niños tienen una talla menor que otros que tienen su misma edad.


"La hormona del crecimiento comienza a ser muy importante a partir de los dos años, entre esa edad y el inicio de la pubertad será un factor importante para el crecimiento de las personas", aseveró.


En ese sentido, dijo que, si bien es importante la estatura que tienen los niños, también lo es la velocidad a la que crecen.


"El mayor determinante de si las cosas van bien o mal es que crezca de una forma adecuada, si los padres son bajos es probable que él sea bajo, pero si no, se debe poner atención", expresó.


Llano detalló que en promedio, los niños deben crecer entre 4 y 6 centímetros dentro del primer año de edad y la ropa es un buen indicador de si las cosas van bien o mal.


En niños mayores, aunque el crecimiento es más lento, un intervalo razonable, aseguró, son seis meses "si crece menos de 2,5 o 3 centímetros en ese intervalo probablemente hay algo que no esté funcionando tan bien", dijo.

 

Ver más: Variación hormonal en mujeres podría propiciar asma y alergias 

 


El especialista reiteró la importancia del tratamiento oportuno, el cual de no realizarse, no solo impacta en la talla de las personas sino en el riesgo de desencadenar complicaciones metabólicas.


"Pueden desarrollar obesidad, hipertensión o enfermedades del corazón de manera temprana".


El endocrinólogo dijo que para un diagnóstico correcto el médico debe analizar la historia médica y la tabla del crecimiento del niño, en busca de indicios de deficiencia de hormona de crecimiento y otros trastornos que afectan al crecimiento.


Del mismo modo, dijo que es importante determinar quiénes sí y quiénes no requieren ser tratados con esta hormona, pues si se les da a quien no la necesita se corre el riesgo de que la persona desarrolle tumores y les eleva el riesgo de tener hemorragias cerebrales.


Para el tratamiento de esta condición, dijo, se utiliza una hormona cuya estructura es idéntica a la producida naturalmente por el ser humano y produce los mismos efectos.


"Para que sea activa debe ser administrada por medio de una inyección, en una sola dosis diaria y por las noches, con el fin de imitar la naturaleza de su producción de la mejor manera posible", aseveró.


Finalmente, dijo que, si bien, es llamada hormona de crecimiento, aumentar la talla de una persona es el efecto menos esperado "lo importante es mejorar la salud en general, no solo crecer, es evitar enfermedades metabólicas a futuro", finalizó.

No dejes de leer