Al menos cinco estudiantes que se encontraban atrincherados resultaron heridos tras un ataque armado de fuerzas de seguridad.
Familiares de estudiantes de la Universidad Nacional de Managua celebran, luego de que salieran del resguardo en la parroquia Divina Misericordia, en Managua (Nicaragua).
Familiares de estudiantes de la Universidad Nacional de Managua celebran, luego de que salieran del resguardo en la parroquia Divina Misericordia, en Managua (Nicaragua).
ETIQUETAS:
Por:
México/EFE -
[email protected] | @diaadiapa |
Sábado 14 de julio de 2018 03:00 PM

El Gobierno de México condenó hoy la represión contra estudiantes y civiles en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua) y en una iglesia, que dejó al menos dos muertos y varios heridos.


"México condena el uso de la violencia y la represión en contra de estudiantes y civiles en las instalaciones de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN)", detalló la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) en un boletín.


Además, el Ejecutivo mexicano expresó "su profunda preocupación por los continuos actos de violencia en el marco de las protestas sociales en Nicaragua".


Este viernes, al menos cinco estudiantes que se encontraban atrincherados desde mayo en la UNAN-Managua resultaron heridos tras un ataque armado de fuerzas de seguridad y parapoliciales para desalojarlos.

 

Ver más: Policía de Nicaragua captura a tres jóvenes y los acusa de "terrorismo" 

 


A este suceso se le suman al menos dos muertos y dos heridos que dejó un ataque armado este sábado perpetrado por un grupo de policías y paramilitares contra estudiantes universitarios que estaban refugiados en una iglesia de Managua.


"México condena el uso de la fuerza letal en contra de estudiantes y civiles que se encontraban en las instalaciones de la universidad, y deplora que no se haya permitido el acceso oportuno de asistencia médica y de los mecanismos internacionales de protección a los derechos humanos que acompañan el diálogo en Nicaragua", agregó.


El país extendió "su solidaridad a los familiares de las víctimas e hizo votos por una pronta recuperación a los heridos".


Además, hizo un llamado para que se garantice la integridad física y el "pleno respeto de los derechos humanos de quienes han buscado refugio en instalaciones religiosas".

 

Buscan llegar a un acuerdo 

 


El país consideró "imperativo" que todas las partes, particularmente las autoridades, restablezcan el diálogo para encontrar una solución "pacífica" a la crisis con el acompañamiento del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) designado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).


"México continuará respaldando las labores de la Conferencia Episcopal Nicaragüense (CEN) como mediadora, así como cualquier acción que contribuya al diálogo y reconciliación entre los nicaragüenses", indicó.


La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la Oficina Regional para América Central del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) han responsabilizado al Gobierno de Daniel Ortega de graves violaciones de los derechos humanos, que se han cobrado al menos 351 vidas, según organismos humanitarios locales.

 

Ver más: Estudiantes en Nicaragua estudian virtualmente debido a crisis política 

 


Las protestas comenzaron el 18 de abril por unas fallidas reformas de la seguridad social y se convirtieron en una exigencia de renuncia del mandatario con acusaciones de abuso y corrupción.

No dejes de leer