La financiación internacional contra el VIH ha disminuido hasta su nivel más bajo desde el año 2010, asegura Salud Por Derecho.
VIH-Sida.
Solo en Panamá, donde ya comenzó la campaña “Nadie“, “las nuevas infecciones por VIH aumentaron un 20 % y las muertes relacionadas con el sida un 9% desde 2010.” Foto/Archivo
ETIQUETAS:
Por: Madrid,España/EFE
[email protected] | @DiaaDiaPa
Lunes 21 de mayo de 2018 09:15 AM
 
La ONG Salud por Derecho, con el apoyo de otras organizaciones, ha emprendido la campaña “Nadie” en todo el mundo, especialmente en América Latina y el Caribe, para alertar sobre la falta de financiación y disminución de ayuda internacional para luchar contra el Sida en los países de renta media.
 
Lea también:Trump urge a China mantener 'frontera fuerte y férrea' con Corea del Norte
 
La campaña “Nadie puede desaparecer” exige a los gobiernos y los donantes que cumplan con sus obligaciones en la lucha contra el Sida en esos países, donde viven más del 50 % de los afectados.
 
Al contrario de lo que pueda parecer, la mayor parte de los enfermos no se encuentran en países pobres, sino que la falta de financiación afecta ya a regiones con mayoría de naciones de renta media como Europa del Este y Asia Central, según explica Salud por Derecho en un comunicado difundido hoy.
 
En esas regiones, las nuevas infecciones aumentaron un 60 % entre 2010 y 2015, coincidiendo con la retirada de fondos internacionales, algo que “amenaza ahora a América Latina y el Caribe“, la cuarta zona del mundo más afectada por el virus, con “más de dos millones de personas viviendo con VIH.”
 
América Latina y el Caribe  
 
De hecho, las nuevas infecciones entre adultos, tras un descenso del 20 % en la década anterior, crecieron un 3 % en América Latina y un 9 % en la zona del Caribe entre 2010 y 2015, asegura la ONG.
 
Solo en Panamá, donde ya comenzó la campaña “Nadie“, “las nuevas infecciones por VIH aumentaron un 20 % y las muertes relacionadas con el Sida un 9% desde 2010.”
 
Los más afectados por el descenso de la financiación y por la salida de los donantes en estas regiones son, según esta organización, los grupos de las poblaciones más vulnerables: trabajadores del sexo, usuarios de drogas inyectables, población transgénero, hombres que tienen sexo con otros hombres, población reclusa o indígena.
 
Estos grupos de riesgo sufren una “grave violación de sus derechos“, insiste, son criminalizados, estigmatizados y sin unas leyes que los protejan, lo que provoca “una vulnerabilidad añadida“, que dificulta su acceso a los programas de prevención y tratamiento.
 
Lea también:Maduro es reelegido y sus adversarios piden nuevos comicios en Venezuela
 
La financiación internacional contra el VIH ha disminuido hasta su nivel más bajo desde el año 2010, asegura Salud Por Derecho, y esto supone la necesidad de aumentar el apoyo por parte de los gobiernos locales, pues considera que no está siendo suficiente. 
 
No dejes de leer