Cuando entramos en el caso de lo físico viene lo bueno. Ahí es donde nacen esas ideas de morbo y de querer experimentar con un tercero.
Foto ilustrativa de una pareja en un trío sexual. Cortesía
Foto ilustrativa de una pareja en un trío sexual. Cortesía
ETIQUETAS:
Por:
Redacción web -
[email protected] | @diaadiapa |
Jueves 28 de febrero de 2019 04:00 PM

Parece que en los últimos días se ha puesto muy de moda el tema de incluir a una tercera persona en la relación. Sí, así como leen.

Es muy fácil deducirlo, debido a la gran cantidad de App que hay para ayudar a las personas a encontrar al acompañante perfecto para el juego de parejas.

Si alguna vez has usado Tinder, te habrás dado cuenta que hay usuarios que buscan el extra para "divertirse en pareja". Cuando lees su bio, te percatas de una vez que buscan un tercero por diversión. ¿Será que ya es algo normal?

 

Ver más: Harper, a los Filis con el acuerdo más voluminoso en la historia del béisbol

 

Lo cierto es que cuando la pareja piensa en un trío, regularmente es para avivar la llama de la pasión, jugar con el morbo o experimentar entre los participantes.

Claro, existen muchas formas de tríos, pero eso hoy no será el tema.

Para la especialista Nancy Álvarez, el tema de los tríos y las orgías, puede tener una serie de consecuencias a base de la práctica, aunque no lo crea.


Hacer el amor es algo complejo, aunque nadie lo vea de esa forma. Durante el acto surgen diversos puntos de vista desde el emocional o el físico. Es por ello que nacen las obsesiones.

Pasión, deseo, enamoramiento, celos, pertenencia, son solo algunas de las cosas que se logran sentir cuando se convive en pareja, las mismas pueden darle un giro total a la vida y terminar con malas ideas o pensamientos suicidas.

Cuando entramos en el caso de lo físico viene lo bueno. Ahí es donde nacen esas ideas de morbo y de querer experimentar con un tercero, porque al final sabes que de la otra persona solo obtendrás un placer carnal, sexo sin sentimientos.

Para la doctora Álvarez es importante que en la sexualidad la comunicación sea efectiva y reine en todo momento.

 

Todo debe hacerce con mucho cuidado y recelo 

 

Las consecuencias de andar en tríos y orgías puede evaluarse como una completa conducta irresponsable. Y es que en el peor de los casos se puede quedar con una enfermedad permanente o el nacimiento de un hijo, por ejemplo.

Te imaginas quedar con la duda de ¿quién sería el padre si tuve sexo con tres la noche anterior?

Una infección de transmisión sexual, la culpa, la sensación de haber sido usado, sentirse “un objeto en vez de un sujeto”, puede volver loco a cualquiera.

"Meter a otros en la cama solo habla de miedo a la intimidad y al compromiso. También habla de inmadurez y falta de respeto a tu pareja", señaló Álvarez. 

 
Ver más: Jubilados van a 'Carnavalear' pero cerrando las calles 

 

Al final, la doctora Álvarez no lo recomienda. "Esto no funciona y solo causa celos, divorcios, infidelidades y en muchos casos la muerte. Más de una paciente mía que accedió a ir a la cama con “otros”, mientras su marido la miraba, tuvo que salir corriendo".

No dejes de leer