Debido al distanciamiento social muchas personas han recurrido al envío de contenido íntimo. Especialistas explican los riesgos de esta práctica.
Foto ilustrativa / Pixabay.
Foto ilustrativa / Pixabay.
ETIQUETAS:
Por:
Ana Cristina Quinchoa -
[email protected] | @AnaQuinchoa |
Miércoles 08 de abril de 2020 04:00 PM

Desde que inició la crisis por la pandemia del coronavirus, autoridades de todo el mundo han tomado medidas drásticas para evitar la propagación del virus, una de ellas es el distanciamiento social, el cual ha puesto el contacto físico en segundo plano y ha llevado a muchas personas a practicar el ‘sexting’ o sexteo.

Se trata de una modalidad erótica y sexual que consta en el envío de mensajes, fotos y videos íntimos, que por lo regular se frecuenta más cuando las personas tienen un vínculo amoroso y que, al dejarse llevar por el momento, no piensan en los riesgos que trae consigo esta práctica.

Leer también: 'Extraño la libertad', panameños en cuarentena comparten sus anhelos (audios)

Aunque muchas veces se hace de manera consciente entre adultos, asegura Alex Neuman, consultor de tecnologías de información y comunicación, hay que recordar las consecuencias: como ser víctima de extorsión, el robo de la identidad (si el celular es extraviado) y la posibilidad de que los contenidos íntimos sean publicados en las diferentes redes sociales.

Instagram, Facebook, Twitter y WhatsApp son las aplicaciones más usadas para el sexteo, de acuerdo con Newman, ya que muchos planes de datos incluyen el acceso gratuito, lo que las hace más común para este propósito.

No existe un ‘sexting’ seguro, recuerda Newman, pero sí se pueden tomar precauciones:

-Cifrar los archivos almacenados en el computador o en el móvil

-Utilizar herramientas de comunicación cifradas, no enviar contenidos (fotografías, videos o audios) que sean identificables, como mostrar el rostro o tatuajes en el cuerpo.

De hecho, un sondeo en la cuenta de Twitter @DiaaDiaPa reveló que entre la población panameña son muchos los que practican el sexteo y la mayoría toma precaución a la hora de enviar contenido íntimo. El 69.5 % aseguró que son prudentes con la información que envían, el 16.9 % indicó que solo a veces, mientras que el 13.6 % votó que nunca.

 

 

Sin embargo, Dayra Botello, fiscal del Ministerio Público considera que el sexteo siempre es peligroso, porque la mayoría de las veces tiene un efecto negativo, sobre todo porque las mujeres, niños y adolescentes son los más vulnerables durante esta práctica.

Leer también: ¿Qué es el audioporno y por qué ha tomado fuerza entre las mujeres?

El ‘sexting’ se torna más peligroso cuando dos personas inician el proceso de conocerse a través de las redes sociales, menciona Botello, pues no se sabe realmente con quién se está conversando y se empieza con un intercambio de información hasta pasar al nivel de pedir fotografías eróticas, que pueden terminar de manera perjudicial para la persona que envía el contenido.

Lo anterior sucede en personas que tienen dificultades para socializar personalmente, dice Botello, ya que interactúan con el objetivo de desarrollar una relación sentimental.

Proceso penal

En el tema de quienes difunden estas fotos íntimas, Botello explica que no solo se está ante un delito, sino de varios, como delito sexual, de violencia de género, derecho a la intimidad o contra el honor; todo dependerá de la conversación o mensaje, así como el tipo de fotografía y lo que se haga con la misma.

Botello señala que toda persona que recibe un contenido íntimo no tiene derecho a replicarla, remitirla, ni publicarla y muchos menos si un menor de edad está involucrado, pues estaría incurriendo en el delito de pornografía infantil o explotación sexual, regulada por el artículo 184, 185, 187 del Código Penal.

Además, tener fotos íntimas reales o simuladas puede tener penas de hasta 15 años de prisión, indica Botello. De igual manera, quien posee una grabación de carácter personal no destinada a la publicidad y lo haga público sin la debida autorización, podría estar en presencia de un delito de inviolabilidad del secreto y el derecho a la intimidad, según el artículo 166 del Código Penal.

Leer también: Apps de citas: ¿solo para buscar sexo?

Educación

El conocimiento sobre delitos sexuales es importante, por eso, el Ministerio Público de Panamá realiza capacitaciones en comunidades, escuelas, albergues, universidades, parroquias y fundaciones para dar a conocer y explicar las consecuencias que conlleva la práctica del ‘sexting’, ya que el MP forma parte de la Comisión Nacional para la Prevención de Delitos de Explotación Sexual denominada Conapredes.

Botello menciona también que en las redes sociales del MP se publica información de prevención para que los usuarios estén al tanto sobre el ‘sexting’ y otros temas que son de interés para la sociedad.

No dejes de leer