El dueño de la finca informó a las autoridades que la propiedad la mantenía arrendada hacía unos tres meses.
Dueño de finca desconocía que fue usada por secuestradores .
Casa donde mantuvieron ocultos a los empresarios chiricanos secuestrados . Foto: Mayra Madrid.
ETIQUETAS:
Por:
[email protected] - @mayra1721 |
Sábado 20 de octubre de 2018 07:30 PM

Una fuente ligada a las investigaciones en el secuestro de los dos empresarios chiricanos de origen palestino confirmó ester sábado que durante la diligencia de reconstrucción donde solo participó una de las víctimas, las autoridades del Ministerio Público y abogados de los investigados  permitió conocer que el lugar donde los mantuvieron retenidos estaba próximo a la vía interamericana y que el propietario de la finca desconocia que usaron su propiedad para mantener privado de libertad a los secuestrados.

La casa está ubicada dentro de una finca ubicada en Santo Domingo en el distrito de Bugaba, cuya entrada esta  a 50 metros de la vía interamericana. La fuente señaló que el dueño de la finca informó a las autoridades del Ministerio Público que esta propiedad la mantiene arrendada hace aproximadamente tres meses y que desconocia que la misma habia sido utilizada en este hecho.

 
LEA TAMBIÉN: Inspeccionan plaza en Arraiján cuyo muro colapsó 

 

Por su parte el empresario Ziad Shaker Abu Awad, narró a las autoridades los hechos que vivió el día del secuestro y posterior recorrido que realizo junto a  Munir Asad Jabara, logrando escapar de los secuestradores. Además se confirmó el robo de aproximadamente de mil dólares en efectivo, tarjetas de créditos y teléfonos celulares a las víctimas.

Expresó además que fueron objeto de torturas (golpes), por los secuestradores quienes les exigían el número de teléfono de un familiar para exigir el rescate por su liberación. Por el secuestro ocurrido el uno de octubre en la madrugada y posterior liberación el mismo día, hay seis personas con medida cautelar de detención preventiva  dos panameños y cuatro extranjeros, dos sirios, un venezolano y un nicaragüense a quien la fiscal coordinadora de Decisión y Litigación les ha formulado cargos por el delito de privación de libertad en la modalidad de secuestro y contra el Patrimonio Económico (Robo agravado) en perjuicio de los comerciantes.

 
Extranjeros y panameños involucrados en el secuestro 

 

Los panameños presuntamente vinculados al secuestro son Lenin Martínez de 41 años quien asegura es productor y el panameño de 22 años y ex agente de la Policía Nacional Alvin Gutiérrez, quien asegura es actualmente beisbolista. Dentro de los extranjeros hay dos sirios, Laid Saith de 36 años empresario independiente y Taha Alakhean de 34 años; el venezolano Luay Abdel Rafat Nilmer de 33 años empresario independiente y el nicaragüense Suleiman Abuhassan Jurdi.

Todos los aprehendidos permanecen en la cárcel de varones ubicada en el corregimiento de Chiriquí y el Ministerio Público tiene un término de seis meses para investigar este caso en el cual no se descarta que se den más detenciones.

Durante la audiencia de garantías de 6 de octubre como la del pasado sábado 13 de octubre donde se legalizaron las aprehensiones, se formularon los cargos y se ordenaron las detenciones para mantenerlos arraigados al proceso, la fiscal Yaisa Morales ha sustentado que se pidió un millón de dólares por el rescate de los dos empresarios, el cual no se llegó a pagar por parte de la familia de los plagiados. 

 
LEA TAMBIÉN: El Cristo Negro de Portobelo: La imagen milagrosa 

 

La fiscal ha sustentado en ambas audiencias que los empresarios fueron afectados física y psicológicamente por los secuestradores y que este tipo de delitos que son tipificados como graves dentro del Código Procesal Penal imponen sanciones que van hasta los 20 años.

Afirma la fiscal que no se han recuperado los celulares de las víctimas y el dinero que portaban para la madrugada del uno de octubre cuando fueron secuestrados en el parque Manuel Amador Guerrero en La Concepción Bugaba y posterior traslado a una finca donde los mantuvieron por varias horas y luego los liberan debido al cerco policial que se mantenía. En ambas audiencias la fiscal ha sustentado la vinculación de los aprehendidos a llamadas telefónicas que se dieron entre ellos para la fecha del secuestro y porque uno hizo mención de varios de ellos en el secuestro.

No dejes de leer