La última promesa del Ministerio de Obras Públicas (MOP) fue la instalación de un puente tipo Bailey.
Los pobladores precisan que el puente es un peligro. Foto/ Eric Montenegro
ETIQUETAS:
Por: Eric Ariel Montenegro/Panamá Oeste
[email protected] | @diaadiapa
Domingo 15 de julio de 2018 06:00 AM

Un aproximado de 5,000 habitantes de 24 poblados de las provincias de Panamá Oeste, Colón y Coclé están demandando al Gobierno la construcción de un puente vehicular sobre el río Tería.

La construcción de este puente ha sido una promesa incumplida por parte de los gobiernos de turno durante los últimos por 20 años.

Pobladores de Tres Hermanas, Riecito y los Uveros en el distrito de Capira, advirtieron que cerrarían la vía Interamericana de no obtener una pronta respuesta a su reclamo.

Valentín Martínez, residente de Tres Hermanas, calificó de “trampa de muerte” el puente colgante peatonal existente, el cual fue reconstruido en el 2006 luego de una inundación.

En enero del 2017, un estudiante de primaria se fracturó un brazo, al caer del puente junto a su madre, luego que se partiera uno de los tensores de la estructura, indicó Martínez.

LEA TAMBIÉN Alud de tierra sepultó a dos personas en Cerro Punta

En septiembre del 2015 y febrero del 2017 se solicitó directamente al presidente Juan Carlos Varela, la  construcción del puente vehicular aunque no se ha obtenido respuesta.

Una vez inicia la temporada de lluvias, las crecidas del que registra el río Tería, el transporte de pasajeros y productos agrícolas desde y hacia hacia las comunidades de Uveros, Riecito y otras de Coclé y Colón queda detenido hasta por cuatro días.

La última promesa del Ministerio de Obras Públicas (MOP) fue la instalación de un puente tipo Bailey, aunque no se tiene una confirmación oficial de ello, acotó Martínez.

Ornel Jornan, docente de la escuela primaria de Tres Hermanas, dijo que para evitar una tragedia se ha aconsejado a los niños no utilizar el puente peatonal durante las crecidas del río.

LEA TAMBIÉN Detenidos por portar chaleco de la Policía Nacional y arma de pellet

Jornan, quien viaje desde La Chorrera todos los días, indica que es “riesgoso” utilizar el puente colgante, el cual ya ha perdido parte de la malla de protección.

Florencia Martínez, quien el año pasado se accidentó junto con su hijo en este puente, aseguró que debió correr con los gastos de la atención médica de su hijo.

Insistió en que una vez reparado el puente las autoridades del MOP se desentendieron del problema.

Según una nota de prensa del MOP, de los 61 puentes metálicos licitados en junio, uno de ellos está destinado al poblado de Tres Hermanas en Capira.

No dejes de leer