ETIQUETAS:
Por: Redacción
[email protected] | @DiaaDiaPa
Lunes 14 de mayo de 2018 12:00 AM

Pueda que algunos no lo comprendan o lo desconozcan, pero el Desfile de Reinas que organiza la Autoridad de Turismo y el Club Kiwanis y que transmitió ayer, en exclusiva y en directo Telemetro, es una de las manifestaciones folclóricas y culturales más importantes del país y que esto haya regresado a la ciudad y, sobre todo, que sea transmitido por televisión es una maravilla por muchas razones.

Es una maravilla porque detrás de cada disfraz, de cada carro y de cada reina, hay un esfuerzo titánico de un montón de personas que trabajan sin descanso para que en cada ciudad del interior, su respectiva reina se luzca, sin embargo, al ser el carnaval de Las Tablas el único que se transmite en directo, se desconocen montones de obras de artesanos locales que trabajan para otros pueblos.

El Desfile de Reinas es una ventana para que conozcamos el trabajo y arte de muchos panameños. También es la ventana para que los que no pudimos ir al interior veamos concentrados en un mismo lugar a la mayoría de las reinas de los pueblos, sus alegorías, sus tonadas, sus murgas, pero lo más importante, es el espacio más sano de todo el carnaval para que familias completas salgan y disfruten de un desfile único, lea bien, único, que solo se realiza en Panamá. Nacionales y extranjeros, niños y adultos, familias enteras disfrutando de la manifestación más importante de la alegría del panameño, los carnavales. ¿Comprende usted con esto la importancia de esta transmisión?

Sabiendo eso, la gente de producción Telemetro le cedió este proyecto a las personas más representativas de su pantalla para la transmisión, comentarios y entrevistas a las reinas: a los Sres. Rubén Montenegro, Fredd Santana, Víctor Ballesteros y a la Sra. Doralis Mela, del equipo de "A lo Panameño" y sumaron al Sr. Moisés Rodríguez que lleva años –junto a Ballesteros- siendo uno de los encargados de trasmitirnos el desfile desde Las Tablas.

A diferencia del año pasado, los encargados de la producción de esta transmisión incluyeron mini reportajes biográficos o mini perfiles de cada reina, lo que sirvió para que conociéramos más de ellas, nos explicaran su alegoría y nos contaran anécdotas inolvidables de su carnaval. Eso estuvo muy bien, aunque muy básica su producción. La post producción y bumpers fueron los correctos porque estaban uniformados a la propuesta original, logo del evento y línea gráfica. Su dirección de cámaras, excepto la portátil dentro de las tunas, fue buena.

En esta transmisión quedaron demostrado varias cosas, tanto positivas, como negativas que paso a detallarles, algunas imperdonables.

La Sra. Doralis Mela para ser una host de uno de los shows sobre folclore más importantes del país, hizo un papel de mediocre para abajo. Pésimo. Sus mínimas intervenciones fueron vacías, sin aportes, ni gracia ni ánimos. Parecía obligada a estar ahí y eso no se vale. Su papel era contagiar, no restar. Las veces que la cámara "los enfocó, o estaba arreglándose el cabello o estaba arreglándose el vestido o solo mandaba saludos. Si no estaba, nadie se percataba de ello. Para esto, nunca más por favor.

Moisés Rodríguez y Víctor Ballesteros proyectaron mucha química entre ellos, saben manejar la emoción y picardía que implica una transmisión como esta y lo hicieron. Conocen bien lo que es la transmisión de desfile de un carnaval y generan empatía con quienes están viendo la transmisión y animan bien a quienes estaban presentes. Ellos estaban en lo suyo.

Por otro lado, Rubén Montenegro hizo muy bien su papel asignado: entrevistar a las reinas y tratar de inyectar picardía en sus intervenciones junto a ellas. Fredd Santana, fue a hacer nada. Solo sirvió, para meter el micrófono entre las tunas y salomar, nada más. En la próxima le dan el día libre y se ahorran esos viáticos. En conclusión de este punto de talentos, la transmisión la salvó por Montenegro, Rodríguez y Ballesteros. Punto.

La transmisión de un desfile de carnaval panameño tiene la obligación de cumplir con varias características que no solo incluyen la parte técnica, también con la parte anímica y de aporte de los talentos encargados de ella. Debe incluir ritmo en su dirección de cámaras y de sus talentos encargados de los comentarios o narraciones. Variedad de encuadres y "ponches" de cámaras diversos para hacer rítmica la transmisión y que no sea plana a los ojos de quienes la sintonizan, pero lo más importante, se deben comprender que se trabaja para los que nos están viendo, conocer el producto y hacer que sea coherente lo que se ve, con lo que se transmite como talento y visualmente.

Teniendo en exclusiva un producto tan importante, esperaba más de sus talentos siendo las caras del folclore de Medcom, también un mejor esfuerzo para transmitir todo el desfile, sí, completo. ¿Quieren ser reyes de transmisión de Carnaval? Aprendan bien a tirar los besitos.

No dejes de leer