La carta de Hinchey se da después de que hace algunas semanas, la exnadadora olímpica y campeona mundial Ariana Kukors denunció a su exentrenador.
Ariana Kukors confesó que fue abusada.
Ariana Kukors confesó que fue abusada.
ETIQUETAS:
Por:
Redacción/EFE -
[email protected] | @DiaaDiaPa |
Domingo 25 de febrero de 2018 06:00 AM
La Federación estadounidense de Natación, a través de su nuevo presidente y CEO, Tim Hinchey, dio a conocer a través de una carta a todos los miembros de la organización -clubes e individuos- en la que se les comunica la nueva política de "cero tolerancia" en abuso sexual o mala conducta.
 
En la misma, Hinchey, que llegó al cargo el pasado junio para sustituir Chuck Wielgus, asegura que la federación ha establecido como máxima prioridad la de "proteger a los niños y los atletas".
 
Wielgus murió en abril después de una larga batalla contra el cáncer, después de 20 años de gestión.
 
VER TAMBIÉN: Recibe elogios de un Salón de la Fama
 
La carta de Hinchey se da después de que hace algunas semanas, la exnadadora olímpica y campeona mundial Ariana Kukors denunció públicamente que su exentrenador Sean Hutchison abusó sexualmente de ella durante una década, desde que era menor de edad.
 
Conexión
Hutchison ha negado las acusaciones, pero sí ha reconocido que estaban en una relación después de los Juegos Olímpicos del 2012, cuando ella tenía ya 23 años y él, 41.
 
"No rehuiremos reconocer o apoyar a los sobrevivientes de abuso, y nos esforzaremos para garantizar que nunca más haya una deficiencia en el sistema de apoyo", señala Hinchey en la carta.
 
Investigaciones
La federación ya contrató a un investigador privado para analizar las especulaciones sobre una relación entre Kukors y Hutchison en el 2010.
 
La organización dijo que cerró la investigación sin encontrar ninguna mala conducta después de que tanto Kukors como Hutchison y otros miembros del equipo nacional negaran la relación.
 
Sin embargo, algunos han criticado la investigación como insuficiente después que ya se habían dado otros casos que llevaron a establecer suspensiones de por vida.
 
Pero el máximo organismo de la natación de Estados Unidos insiste en que se enteró del caso de abuso de menores de edad cuando Kukors hizo pública su denuncia.
 
VER TAMBIÉN: El extécnico Barry Bennell, condenado a 31 años de prisión por abusos sexuales
 
 
No dejes de leer