ETIQUETAS:
Por: Marian Ruiz Góngora
[email protected] | @26mariang
Jueves 02 de noviembre de 2017 12:00 AM

El fútbol panameño también conmemorará a sus difuntos, en este día especial, cuya entrega y talento sobre el terreno de juego quedará inmortalizado en los recuerdos.

El goleador Rommel Fernández Gutiérrez, quien murió a los 27 años, en 1993, en un accidente de tráfico, en España, será tomado en cuenta en la historia del balompié local como uno de sus mejores exponentes.

"Me dejó como legado que no importan las adversidades, que se puede echar para adelante sin importar de dónde vengas. Cuando niño, e incluso aún, lo veo como un héroe... me hubiese gustado tenerlo por más tiempo", manifestó ayer a día a día Enrique "Romelito" Gutiérrez, hermano de "El Panzer".

Otro recordado es Armando Dely Valdés, conocido como el "Pelé" panameño, quien murió en 2004, a los 40 años, tras sufrir de un infarto cerebral. El fallecimiento de este artillero representó un golpe muy duro para sus hermanos Julio y Jorge.

Cómo olvidar a Luis "Matagatos" Rentería, quien hace tres años dejó este mundo. A sus 25 años, falleció a consecuencia de un paro cardiaco por complicaciones originadas por el lupus.

"Extraño la persona alegre, humilde y amigable que era Rentería. En la familia extrañamos verlo y jugando en las canchas, esa era su pasión", expresó Lilia Paredes, tía de Rentería.

Y la más reciente partida es la del mediocampista Amílcar Henríquez, quien falleció el 15 de abril de este año, al darse un golpe en la cabeza cuando intentó huir de sus agresores, que le dieron varios disparos en Nuevo Colón.


Familiares hablaron de sus seres queridos que mostraron, en vida, su talento sobre el terreno de juego.

28


anotaciones hizo Amílcar en su carrera.

25


años tenía Rentería cuando falleció.

1986


año de debut de Rommel Fernández.

 

No dejes de leer