A la Roja le vale el empate para estar virtualmente clasificada aunque todo sería matemático para ser primera con la victoria en el Villamarín.
ETIQUETAS:
Por:
Sevilla/EFE -
[email protected] | @DiaaDiaPa |
Lunes 15 de octubre de 2018 06:00 AM

 

España, intratable desde que Luis Enrique se hizo con su banquillo, quiere cerrar por la vía rápida el pase a la fase final de la Liga de las Naciones con un nuevo triunfo ante Inglaterra, rival frente al que se inició este nuevo ciclo y con el que se mide hoy en el Benito Villamarín de Sevilla, desde la 1:45 p.m. (hora de Panamá).

El preparador asturiano afrontará en el estadio bético su cuarto partido como seleccionador y en los tres anteriores levantó la moral de un equipo tocado tras la decepción del Mundial de Rusia.


VER TAMBIÉN: Panamá cae 7-0 ante Canadá, y se jugará su boleto al mundial el miércoles

 

El debut de Luis Enrique fue en este nuevo torneo con el reto de superar a una envalentonada Inglaterra tras su buen papel en el Mundial y además en el siempre complicado estadio londinense de Wembley.

España ganó en esa primera jornada 1-2 y días después confirmó las buenas sensaciones en Elche al golear a Croacia (6-0), un adversario que llegaba como subcampeón del mundo y que fue zarandeado por la nueva selección nacional.

Ahora, en este nuevo período de partidos internacionales, España se probó el jueves pasado en un amistoso en Gales y, pese a que aprovechó la cita para efectuar muchas rotaciones, algunas obligadas por las lesiones, el combinado volvió a dar una grata impresión (1-4).

En Sevilla, y tras el 0-0 con el que concluyó el viernes el otro partido del grupo, Croacia-Inglaterra, a España le vale el empate para estar virtualmente clasificada aunque todo sería matemático para ser primera con la victoria en el Villamarín.


VER TAMBIÉN: Hijo de Mariano Rivera contrae matrimonio con su pareja Alyssa Picinich


El Villamarín, que acoge su decimocuarto partido del combinado nacional y lo hace 23 años después de que se impusiera a Armenia (1-0) el 7 de junio de 1995, estará cercano al lleno en las cerca de sesenta mil localidades que tiene después de su última remodelación.

Peligro

La selección inglesa, por su parte, jugará por segunda vez en Sevilla, tras el que tuvo lugar el 11 de febrero de 2009, con el italiano Fabio Capello como seleccionador y que perdiera 2-0 ante España en un amistoso disputado en el Ramón Sánchez Pizjuán organizado por el cincuenta aniversario de la inauguración del estadio sevillista.

Ahora, Gareth Southgate y los suyos llegan a Sevilla con muchas bajas, dudas y la necesidad de sumar para no descender a la Segunda División de la Liga de Naciones.

En un intento de revolucionar el equipo que llegó a semifinales del Mundial de Rusia y acabó firmando un notable cuarto puesto, el técnico inglés probó en el empate a cero contra Croacia un nuevo sistema de juego que rompe con el esquema de los tres centrales y los dos carrileros recurrente hasta ahora.

No dejes de leer