El segundo vástago del exlanzador de los Yanquis de Nueva York confesó que todo cambió cuando escuchó la voz de Dios.
Mariano Rivera junto a su esposa y tres hijos./Internet
ETIQUETAS:
Por:
Redacción -
[email protected] | @DiaaDiaPa |
Martes 16 de octubre de 2018 06:30 PM

 

Jafet Rivera, uno de los tres hijos del exlanzador panameño Mariano Rivera, abrió su corazón para hablar sin miedo sobre los momentos depresivos que vivió hace algún tiempo y lo que le ayudó a salir de ese oscuro capítulo de su vida.


En un video publicado en Youtube, Jafet contó que tuvo pensamientos suicidas y que se sentía "perdido", pero gracias a su encuentro con Dios pudo encontrar su propósito de vida y olvidarse de depresión.


"Mi historia es que estaba deprimido, muy deprimido, estaba muy suicida, todo se trataba de mi, cualquier cosa que quería hacer lo hacía y cualquier cosa que alguien me pedía que hiciera no lo hacía y eso me llevó a un lugar en donde me perdí por completo, llegué a punto de deseperación y llegué a un punto en el que sabía que debía cambiar y que necesitaba que alguien me ayudara con ese cambio.

 

VER TAMBIÉN: La razones por las que a ellas les gustan los deportistas

 

"Todas las noches lloraba, sentía que me perdía, sentía que se me succionaba la vida", relató el crío del que fue el mejor cerrador de todos los tiempo de los Yanquis de Nueva York.


Jafet prosiguió contando que: "Cuando entré a la conferencia (de una iglesia), cuando puse mis dos pies dentro no fui más el mismo, algo dentro de mi empezó a quemar, sentí un fuego por dentro, y lo supe de una vez...'este es mi momento' y ahí caí en mis rodillas y decía: 'Dios estoy cansado, ya no tengo más  esperanza, no me queda nada, ya no puedo pelear más, muéstrame una señal de que estás aquí', y cuando dije esa oración todo cambió dentro de mí y escuché la voz de Dios decir: 'Jafet te usaré para mi gloria, pero tienes que rendirte a mi, tienes que obedecerme'".


"En ese momento supe que ese era mi propósito, obedecer a Dios en todo lo que Él me pidiera, en todo lo que a Él me llamara hacer, mi vida ya no es mía es de Dios, cualquier cosa que el me llame a hacer lo tengo que hacer. Dios me ama tanto y eso es algo que tengo que entender, fui llamado a obedecer", cerró.

 

Aquí te dejamos su testimonio.

 

VER TAMBIÉN: En fotos: Lo que fue el partido entre Panamá y Corea del Sur

 

No dejes de leer