Primera clase del Salón de la Fama del Béisbol en 1939.
ETIQUETAS:
Por: Los Ángeles/AP
[email protected] | @DiaaDiaPa
Martes 14 de agosto de 2018 11:45 AM

¿Es posible que alguna reliquia del béisbol pueda tener más valor que una pelota firmada por Babe Ruth y Lou Gehrig?

¿Qué tal una pelota con los autógrafos de Babe Ruth, Honus Wagner, Ty Cobb, Cy Young, Tris Speaker, George Sisler, Walter Johnson, Connie Mack, Nap Lajoie, Eddie Collins y Pete Alexander, en el día en que todos fueron exaltados como miembros de la primera generación del Salón de la Fama?

Esa pelota fue vendida en 623.369 dólares, informó el lunes la firma de subastas SCP Auctions. Eso rompe el récord previo de 345.000 dólares, que impuso en 2013 una pelota firmada por Ruth y Gehrig.

VEA TAMBIÉN: No hay 'pitcher' que detenga a Johan Camargo

No se reveló quién fue el vendedor. El ganador fue identificado solo como un coleccionista del sur de California, quien superó en la puja a otros 28 interesados.

El único integrante de la generación original del Salón de la Fama que no firmó la pelota fue Gehrig, quien ese día se dirigió al hospital donde fue diagnosticado con esclerosis lateral amiotrófica (ALS, por sus siglas en inglés). Ese padecimiento grave puso fin a su carrera y se conoció después popularmente como la Enfermedad de Lou Gehrig.

Fue el 12 de junio de 1939 cuando el Salón de la Fama abrió sus puertas. Sin embargo, había ido eligiendo miembros por tres años antes de esa fecha. Muchos estaban ya muertos.

Marv Owen, antesalista estelar de los Tigres de Detroit quien participó en un juego de exhibición en la fecha, reconoció el significado de aquel momento y llevó dos pelotas con el fin de que los 11 integrantes las firmaran. Su objetivo era quedarse con una y regalar otra a sus excompañero Hank Greensberg.

No dejes de leer