Margie Patricia Real confesó que está contagiada por el coronavirus. Compartió su duro relato: 'Te sientes como que estás cag***, literalmente'.
ETIQUETAS:
Por:
Redacción -
[email protected] | @DiaaDiaPa |
Sábado 28 de marzo de 2020 11:15 AM

 

La triatleta Margie Patricia Real confesó anoche, a través de un video que publicó en su cuenta de Instagram, estar contagiada por el coronavirus (COVID-19) y se mostró visiblemente afectada al asegurar que "te sientes como que estás cag***, literalmente".

Real se convirtió en la segunda atleta nacional que confirma que dio positivo. El primero fue el esgrimista Arturo Dorati.

"... Me llamaron (las autoridades), yo di los nombres de las personas con las que tuve contacto esa semana... yo también, personalmente, me encargué de hablarles (a las personas con las que tuve contacto... es complicado, te sientes como que estás cag***, literalmente", se sinceró.


VER TAMBIÉN: Johan Camargo le contestó todas la preguntas a los fanáticos


"He estado superpendientede ellos, no han sido muchos (con los que tuve contacto)... los puedo contar con los dedos de la mano", agregó.

Real continuó con su duro relato al señalar que "todos los días estoy esperando a que me dé fiebre, que me dé tos, o sea, cuándo es que me voy a poner mal, si me voy a morir".

"Al principio no sentía luz, tenía muchos miedos... no es cool", añadió. "Hoy (por anoche) es el dia 12, ya mi olfato me dio luz, estoy oliendo bastante ténue, está entrando olor por mi nariz", dijo.


VER TAMBIÉN: 'Espero que no veamos un aumento en las tasas de suicidio de los atletas'


La canalera apuntó que ella solamente, hasta el momento, ha presentado tres síntomas: perdida del olfato y del gusto, así como dolores de cabeza.

"Los días anteriores no tenía nada de ganas (de grabar el video), estaba triste...", manifestó.

Encerrada

"Yo estaré en mi casa un mes encerrada... tienen que hacerme dos pruebas más que tiene que salirme negativo para saber que el virus ya no está en mi cuerpo, para yo poder ver a personas", contó.

No dejes de leer