Un informe del incidente del Departamento de Policía, Irwin Rivera admitió que intentó matar a sus dos hermanas apuñalándolas.
ETIQUETAS:
Por:
Redacción -
[email protected] | @DiaaDiaPa |
Lunes 11 de enero de 2021 12:00 AM

 

Los familiares de Irwin Rivera, quien fue arrestado el jueves por intento de asesinato de sus hermanas, dicen que el peleador de la UFC tiene problemas mentales, y que necesita ayuda.

El mexicano hizo su primera aparición en la corte el viernes por la mañana, y ,actualmente, se encuentra detenido sin derecho a fianza. Rivera ahora está recluido en un centro de salud conductual, después de que la corte concedió una moción de emergencia, de acuerdo a los registros en línea.

 

Ver También: Julio Shebelut vuelve sin rencores a la televisión panameña

 

Según ESPN, un informe del incidente del Departamento de Policía de Boynton Beach, en Florida, Rivera admitió que intentó matar a sus dos hermanas apuñalándolas con un cuchillo en las primeras horas de la mañana del jueves. Rivera dijo, de acuerdo al documento, que matar a sus hermanas era su propósito ordenado por "un poder superior".

 

Ver También: Futbolista se pasa a OnlyFans: 'Cara angelical. Pensamientos diabólicos'

 

Ali Abdelaziz, mánager de Rivera, dijo que habló con sus hermanas, Lezlye y Kelly, por teléfono el viernes por la noche. Dijo que ambas están en el hospital, pero en condición estable. Abdelaziz dijo que Rivera es "muy respetuoso", que estas acciones no son propias de él y que sus hermanas quieren que Rivera obtenga ayuda mental.

 

Cambios

En una publicación de Facebook el viernes, Lezlye escribió que Rivera no había estado durmiendo, no hablaba como lo hacía normalmente y perdió por completo el interés en el entrenamiento de MMA.

 

 



Perdió la memoria y algo malvado se apoderó de él hace unos días.

Irwing Rivera es un atleta de las artes marciales mixtas que compitió en el peso gallo en la UFC. Estuvo en Combate Américas y Titan FC, donde fue el campeón.

Debutó en UFC en mayo de 2020.

31


años tiene Irwin Rivera.

No dejes de leer